Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

EL AYUNTAMIENTO DE ALZIRA Y LA GENERALITAT INVIERTEN 60.000 EUROS EN LA RECONSTRUCCIÓN DEL NEVERO DE LA MURTA

EL AYUNTAMIENTO DE ALZIRA Y LA GENERALITAT INVIERTEN 60.000 EUROS EN LA RECONSTRUCCIÓN DEL NEVERO DE LA MURTA

Las obras consisten en la consolidación y refuerzo de los muros y la reconstrucción de la cubierta 

Alzira continúa avanzando en la restauración del patrimonio histórico artístico de la población. Si hace unas semanas se hacía público el plan director para recuperar el Monasterio de la Murta, ahora es la restauración del nevero. La Generalitat, a través de la Dirección General de Patrimonio, y el Ayuntamiento de Alzira, invertirán 60.000 euros para la recuperación del pozo de nieve de la Murta. 

Ambas instituciones  financian a partes iguales los 60.000 euros de coste según proyecto y memoria valorada de “Recuperación del pozo de nieve del Monasterio de Nuestra Señora de la Murta”. Para la concejala de Patrimonio, Lola Ortega, “estamos ante un nueva actuación encaminada a la recuperación del patrimonio que sigue en la línea marcada durante los últimos cuatro años y así seguiremos la nueva legislatura”.  

El nevero, situado a escasos metros del Peiró de la Murta, en la ladera de la umbría, consta de dos partes, una interna, el pozo de planta cilíndrica, de 7 metros de diámetro, excavado en la roca, y las paredes revestidas con piedras y mortero. La otra parte es la externa,  la caseta que cubría y mantenía la temperatura de la nieve en el interior al evitar la insolación. Conserva las cuatro paredes, con tres vanos abiertos y uno cegado.  

 Desarrollo de las obras  

Los trabajos van a consistir en la limpieza de matorral que afecta el entorno, los muros y el interior del pozo; la consolidación y el refuerzo de los muros; así como la  reposición de la cubierta a dos aguas con teja curva. Para ello se va a excavar el vaso del nevero hasta llegar al pavimento, a fin de sanearlo e instalar un andamio para reforzar las estructuras murarias y proceder a montar el entramado y posteriormente el tejado. Finalmente, las aperturas serán protegidas para evitar la caída de visitantes al interior, habilitando un balcón de madera para poder contemplar la cavidad con comodidad y sin peligro alguno. 

La desamortización del monasterio fue una de las causas del abandono de esta construcción tan singular en este valle. Perdió la cubierta y los muros se resistieron, presentando la fachada que mira al norte un ligero desplome, el cual parece que fue de antiguo ya que la puerta fue cegada para darle mayor consistencia. El interior se fue rellenando con los restos caídos de la construcción. En el entorno ha ido creciendo de forma descontrolada la vegetación, hasta el punto que la hiedra cubría los muros exteriores, erosionando las paredes, efecto agravado por la lluvia y la escorrentía.  

Pequeña Edad del Hielo 

Los neveros se construyeron aprovechando la llamada Pequeña Edad del Hielo, entre los siglos XVI y XVIII, período en el que las temperaturas disminuyeron y  las intensas nevadas favorecieron el establecimiento de depósitos de nieve para su conservación y distribución. El comercio de la nieve tubo su declive a finales del siglo XVIII, cuando aumentaron las temperaturas y también cuando se empezó a fabricar el hielo de forma artesanal.  Este nevero está incluido en la red de neveros de la Comunidad Valenciana, aunque se halla fuera de la ruta de neveros por ser éste un elemento aislado, ya que los otros se concentran en las comarcas del interior, como por ejemplo en la zona de la Serra Mariola. Los más cercanos a éste se encuentran en la falda del Castillo de Xàtiva o en el altiplano de Barx. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres