Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

GRAN ÉXITO DE LA EXCURSIÓN EN LA CUARTA ETAPA DE LA RUTA DELS MONESTIRS - EL PAS DEL POBRE

GRAN ÉXITO DE LA EXCURSIÓN EN LA CUARTA ETAPA DE LA RUTA DELS MONESTIRS - EL PAS DEL POBRE

Partieron tres autobuses de Alzira que se unieron en Simat, a las puertas del emblemático monasterio, con los excursionistas llegados de Llutxent, Tavernes y otras poblaciones

Este pasado domingo se llevó a cabo la 4ª etapa de la Ruta dels Monestirs, entre el Monasterio de Santa María de la Valldigna y la Font Nova en el Paraje Natural Municipal de la Casella.

La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Alzira, con el fin de dar a conocer a todos esta interesante ruta ecoturística, que ha contado con el respaldo de la Generalitat Valenciana, la Diputación de Valencia y los Ayuntamientos de Alfauir, Carcaixent, Llutxent y Simat, ha organizado la visita a los monasterios que comprenden la Ruta, haciendo el recorrido a pie siguiendo el Sendero de Gran Recorrido homologado como el GR- 236, e identificado como “La Ruta dels Monestirs el Pas del Pobre”.

Partieron tres autobuses de Alzira que se unieron en Simat, a las puertas del emblemático monasterio, con los excursionistas llegados de Llutxent, Tavernes y otras poblaciones, concentrándose 140 entusiasmados peregrinos.

Tras visitar el monasterio, el Ayuntamiento obsequió a los peregrinos con la típica  Coca de Sant Antoni”. Tras un ligero almuerzo se inició el camino por el corazón de este singular Valle, cruzando el río Vaca y los campos de naranjales hasta la vecina población de Benifairó. A continuación, se recorrió el antiguo trazado de la Vía de Tren Carcaixent - Denia, por la trinchera abandonada y recuperada ahora para la Ruta. Un paso entre extensas pinadas que de forma cómoda, sin desniveles, comunica con el Valle de Aigües Vives, ya en la comarca de la Ribera Alta.

En el monasterio de Santa María de la Valldigna, el alcalde La Barraca d’Aigües Vives, Enrique Gómez, y la propietaria del monasterio, Lola Ferrer, recibieron a los excursionistas. Tras las presentaciones en el Claustro del convento, se inició la visita, sorprendiendo a todos por su buen estado.

Finalizada la visita, el alcalde acompañó a la comitiva hasta la población, invitándoles a descansar en la Venta, donde se habían preparado mesas con ensaladas, bebida y café para obsequiar a los excursionistas.

El concejal de Turismo, Miguel Vidal, agradeció al alcalde de La Barraca “el recibimiento y las dispensas, que siguiendo el modelo de atender a los peregrinos, se cumplía ahora con estas atenciones”. Vidal manifestó que “el éxito de participación que están teniendo todas las excursiones  organizadas des de la concejalía de Turismo para dar a conocer esta ruta. Aprovecho para  invitar a todos aquellos que aún quieran participar en la quinta y última etapa, a acudir a la Oficina Tourist Info de la Plaza del Reino a solicitar la información correspondiente”.

Una vez sellados los carnés acreditativos del paso por esta localidad por el propio alcalde, se reanudó la marcha en dirección a la Serra de les Agulles, para remontar uno de los tramos que dan nombre a la Ruta: El Pas del Pobre. Un tramo que también se ha recuperado para enlazar de nuevo este histórico camino pedestre que unía los monasterios valencianos de estas comarcas centrales.

En la cresta, las vistas que se ofrecían tanto del Valle de Aigües Vives como del extenso Valle de la Casella, donde se divisaba Alzira a un extremo, el Paraje Natural Municipal de la Casella al otro, y barrera montañosa de la Murta al frente, abierta a la Casella por el segundo tramo del Pas del Pobre, fue un regalo a los ojos de los montañeros. Desde este punto, un largo descenso en continuo zig-zag para evitar resbalones en la húmeda zona de la umbría, donde el contraste de vegetación revela las excelentes condiciones para las especies botánicas que pueblan este sector del Valle.

Un corto trayecto que revela también las dificultades que debían sufrir los peregrinos que decidían atravesar por sus medios las montañas por los pasos naturales, en lugar de seguir los caminos rodados.

La excursión finalizó en el bar de la Casella, donde esperaban los autobuses, no sin antes pasar por la  Font Nova, en el fondo del barranco, cuyas aguas brollaban exultantes y cristalinas después de las pasadas lluvias.

La próxima etapa, la 5ª y última, tendrá lugar el 15 de febrero y partirá desde el Paraje Natural Municipal de la Casellla. Atravesará el segundo tramo original del histórico Pas del Pobre y visitará el Monasterio de la Mare de Déu de la Murta, para continuar hasta Alzira y cumplimentar el carné de senderista que acredita haber realizado a pie toda la Ruta, con sus 90 kilómetros, desde Gandia hasta Alzira pasando por cinco monasterios, 16 municipios, una cadena de hermosos parajes, entre valles y montañas, comprendidos en tres comarcas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres