Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

Personajes. Entrevistas

ENTREVISTA A RAFAEL GARRIGUES, GERENTE DE ALCICAR

ENTREVISTA A RAFAEL GARRIGUES, GERENTE DE ALCICAR

“El automóvil y mi trabajo en el sector son mis auténticas pasiones. Hago lo que me gusta”

 

Rafael Garrigues Piera, gerente de Alcicar, cuenta en su haber con una dilatada experiencia de más de 26 años en el sector del automóvil. Su trabajo no es una simple ocupación habitual; está en él por vocación, por una inquietud en grado máximo hacia el mundo del motor. Dirige y participa en varias empresas, todas ellas alzireñas, que dan trabajo a un buen número de familias. Nos recibió en su despacho y, tras una hora larga de charla, pudimos conocer no sólo al empresario diligente y emprendedor, sino también al hombre familiar, al incansable viajero y a un apasionado por la que considera la mejor ciudad del mundo: Alzira.

 

******************************

 

Empecemos por el principio. ¿Cuándo se abrió al público Alcicar?

Fue en noviembre de 1983 cuando nos autorizaron la concesión de Citroën. Abrimos dos meses después y recuerdo con nostalgia el primer mes de nuestro primer ejercicio: en enero de 1984 vendimos siete unidades de Citroën. Posteriormente, en febrero, pasamos a vender 13 vehículos y en marzo 22. Esos son los inicios de nuestra empresa, hasta llegar, por ejemplo, al ejercicio 2007, en el que vendimos 900 unidades. Empezamos y seguimos siendo un negocio familiar.

¿Con cuántos empleados cuenta hoy Alcicar?

En la actualidad son 30 los trabajadores que tenemos en nuestra empresa.

¿Cuál es el perfil del cliente de Alcicar?

Es un perfil bastante amplio. Ten en cuenta que el rasgo de un comprador va ligado a su poder adquisitivo. Citroën tiene hoy una gama de vehículos acordes a todas las economías que van desde los 9.000 a los 60.000 euros. Este margen y variedad nos permite llegar a muchos clientes.

¿Es importante la post-venta?

Fundamental. Yo la valoro hasta el punto que estoy obligado por la marca a tener un técnico específico y especializado y nosotros tenemos tres. Me ha preocupado siempre llevar con mucho esmero el tema de la post-venta. Solucionarles los problemas a nuestros clientes ha traído como fruto la fidelización de muchos de ellos.

¿Por qué este sector?

Siempre me ha atraído el mundo del motor y, viendo las posibilidades que había entonces y las condiciones de mercado existentes, nos hicimos el ánimo de coger la concesión a pesar de que no eran momentos fáciles. A los pocos años nos tuvimos que enfrentar a la crisis del 93 que, aunque dura, nada tiene que ver con la actual. Pero, volviendo al hilo de la pregunta, te diría que el principal motivo de estar en este sector es por mi pasión por los coches.

 

“En España, la incidencia del automóvil en el PIB, por la cantidad de coches que se fabrican, es muy fuerte”

 

Has nombrado la palabra crisis. La desaceleración económica existente en la actualidad, producto de una coyuntura económica general, ¿nos puede hacer pensar en un futuro crítico?

Cuando se habla de crisis, generalmente se nombran dos sectores como  colectivos más afectados: la construcción y el automóvil; quizá porque sean las dos actividades que más tengan que ver con el PIB (Producto Interior Bruto) de un país. En España, la incidencia del automóvil, por la cantidad de coches que se fabrican, es muy fuerte.

En realidad, la situación actual nos tiene a todos muy preocupados, ya que estamos rondando el 30% de caída de mercado y, en algunos casos, se han tenido caídas del 57% en lo que llamamos venta unitaria.

El sector del automóvil, y en concreto la concesión, como todo negocio, necesitan unas estructuras que suponen unos gastos fijos para su funcionamiento. ¿Qué partes de esa organización se están viendo más afectadas con la crisis?

Ese es uno de los principales problemas de la situación actual puesto que la estructura no puedes o no debes reducirla para no caer en una prestación de servicio o asistencia deficientes. ¿Qué partes son las más afectadas? Todas son importantes, unas sin otras, tampoco podrían funcionar: personal, stocks, administración, sistemas informáticos… Fíjate bien, es todo un conjunto de elementos relacionados prácticamente imposible de separar.

¿Qué marcas son las que más están sintiendo la crisis?

Sin lugar a dudas, las marcas generalistas, porque estamos basadas en el volumen de ventas; que es, precisamente, lo que ha caído. Eso no quiere decir que las marcas “premium”, los vehículos de alta gama, no estén resentidas; pero notan menos la crisis porque sus estructuras son mucho más pequeñas que las nuestras.

Dentro de un concesionario, ¿se salva de la crisis alguna de sus dependencias o servicios?

Podríamos decir que la post-venta y los recambios. Hoy, me atrevo a decir, son los dos pilares que pueden llegar a mantener la tempestad a muchos concesionarios.

Aparquemos la crisis. ¿Cuál es el día a día de Rafael Garrigues como empresario?

Me levanto todos los días a las 7:15. A las 8:15 ya estoy aquí -refiriéndose al concesionario- atendiendo mi negocio hasta la hora de comer. Por la tarde, desde las 15:30 hasta las 21:00 repito la jugada. Mí vida, mí día a día, como puedes ver, es mi empresa y no me quejo, porque hago lo que me gusta. Como te he dicho antes, este sector y mi trabajo es mi pasión.

Pero, Rafael… esto es una dependencia.

Puede en algunos momentos llegar a agotar, esa es la verdad. Incluso, a veces, uno piensa en la jubilación; pero… cuando estás toda la vida haciendo lo mismo, y a gusto, también te preguntas ¿y qué haré yo entonces paseando por la plaza? Quizá, lo que más pesa de esta dependencia, como tú dices, y que no es la mía, sino la de la mayoría de los empresarios, sea el hecho de que no tengamos un poder de desconexión cuando estamos fuera del negocio. Es habitual cuando andas por la calle, o vas en el coche, o cuando estás con la familia o con los amigos, estar pensando en las operaciones que se están llevando entre manos, o en esa operación que el banco no te aprueba, en ese posible comprador que te pide más dinero por su coche usado, en una queja de un cliente, en esa pieza de recambio que no llega de fábrica… Ésta, desde siempre,  ha sido la idiosincrasia del empresario que siente su empresa y esto no lo vamos a cambiar ahora.

 

“El sector del automóvil es uno de los negocios en los que menos dinero se gana”

 

Dicen por ahí que en este sector se gana mucho dinero.

Eso no es cierto y deja bien escrito lo que te voy a manifestar. El sector del automóvil es uno de los negocios menos rentable y en los que menos dinero se gana. Voy a dar un consejo a los que nos lean: toda aquella persona que quiera montar una empresa y ganar mucho dinero, que no se dedique al automóvil. Esta realidad es una carga tan difícil de llevar que si no fuera porque a este negocio se le tiene un cariño especial, no se podría resistir.

Aparte de la pasión por el automóvil, que ya has dejado sobradamente demostrada, ¿qué otra cosa te conmueve el ánimo o causa emoción?

Viajar. Prácticamente me he recorrido todo el mundo. Le he dado la vuelta al globo por todos los sitios, he estado en Vietnam (dos veces), Estados Unidos (en varias ocasiones), México (dos veces), Argentina, Chile, Tahití, París… Viajar es una de mis satisfacciones más grandes.

Conocedor como eres del mundo, me apetece preguntarte ¿donde te irías a vivir?

No tengo ni la más mínima duda: Alzira.

¿Cómo? ¿Quieres decir que no es necesario pasar del “pont de ferro” para encontrar una de las mejores ciudades del mundo?

Podrás ver muchas cosas impresionantes allá donde vayas, pero lo que realmente valoro es el bajar de casa y compartir con la gente el saludo, una conversación, un café… Conocer a los habitantes de una ciudad, o a muchos de ellos, es vivirla con intensidad, es apreciar el valor humano que tiene. Las grandes urbes están hoy, por desgracia, bastante deshumanizadas y, en muchos casos, hasta se pierden vínculos familiares debido a que los miembros de una misma familia viven lejos entre sí.

Como verás, no te hablo de monumentos ni de grandiosidades, te hablo de los rasgos y carácter propios y distintivos, de la vida propia y diaria de nuestra ciudad. Esto es una maravilla. Me quedo con Alzira.

 

“Si Alzira no existiera me iría a vivir a las Islas Marquesas”

 

Bueno, vamos a imaginar que Alzira no existe. Vuelvo a preguntarte ¿donde te irías a vivir?

A las Islas Marquesas, un archipiélago en la Polinesia Francesa. Son una delicia. Medio en broma siempre he dicho que Dios cuando hizo el mundo partió de allí.

Antes hablábamos de dependencia, de esa “esclavitud” que da el mundo empresarial, ¿es la propia familia la más directamente perjudicada?

A veces sí y es algo injusto. No obstante, como esto es una marcha que ha ido por fases, la familia ha ido comprendiendo la situación con mucha tolerancia; sobre todo, Rosa, mi mujer.

¿Cuántos hijos tienes?

Tengo 2 hijos, chico y chica.

¿Están implicados en el negocio?

Rafael, el mayor, es abogado y tiene su propio despacho; aunque también parte de su negocio lo desarrolla entre nuestras empresas. Mi hija Ruth es ingeniera agrónoma pero está integrada en la empresa.

¿Te queda tiempo para alguna afición?

Soy un aficionado al fútbol, pero… al fútbol de sillón. Me gusta la vida hogareña y disfruto viendo todos los partidos de “mi” Valencia.

Háblanos de dos entrañables de la marca: el “Dos Caballos” y el “Tiburón”.

Sí -sonríe-, como bien dices son dos entrañables. Te puedo decir que tengo un “Dos Caballos” y que tuve un “Tiburón” en su día que me lo cogió la riada de 1987. El “Tiburón” fue un vehículo que marcó una época y caracterizó a la marca. Citroën siempre ha sido pionera en innovaciones, una de ellas la suspensión hidráulica, o la tracción delantera, que comenzaron a desarrollar su evolución por primera vez en el famoso “Tiburón”.

Por ultimo, ¿que coche conduces?

Un Citroën C-6 para viajar y un coche pequeño, en la actualidad un C-1, para circular por la ciudad y que sea fácil de aparcar.

Los dos, Citroën, ¡faltaría más! Gracias por tu tiempo.

A vosotros.

Ramón Alfil

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

ENTREVISTA A JOAN CARLES ROSELLÓ, ACTOR TEATRAL Y DIRECTOR ESCÉNICO ALZIREÑO

ENTREVISTA A JOAN CARLES ROSELLÓ, ACTOR TEATRAL Y DIRECTOR ESCÉNICO ALZIREÑO

“El actor recibe los aplausos, se le ve y se le conoce más, pero el director hace posible el sueño, te lo da y desaparece en la oscuridad, como los magos…”

.

Joan Carles Roselló, actor y director escénico alzireño acaba de regresar de Madrid, última ciudad que ha tenido la oportunidad de ver la obra de teatro “Enrique IV”, una versión de Luigi Pirandello que, desde su estreno el 14 de febrero de 2008 en el Teatro Principal de Valencia, ha recorrido los principales escenarios de nuestra Comunidad; concluyendo la gira este mes de enero en el Teatro Bellas Artes de la capital de España con un rotundo éxito, hasta el punto que hasta en seis ocasiones se colgó el cartel de “no quedan localidades”.

Ha encabezado el reparto el conocido actor español José Sancho, que estuvo acompañado por un amplio elenco de actores, todos ellos de la Comunidad Valenciana. Intérpretes como Sergio Caballero, Manolo Maestro, Manuel Ochoa, Paco Trenzano, Juansa Lloret, José Montesinos, Pep Banyuls, Pepa Juan y el mismo Joan Carles Roselló.

.

**********

.

“Trabajar con Pepe Sancho, tanto como actor, como en la dirección, ha sido muy importante en mi carrera y, al mismo tiempo, gratificante y enriquecedor”

.

Un notable éxito de público y crítica y suponemos que también un destacado resultado en tu intervención, ¿no es así?

Desde luego, cuando pasa una cosa así es muy bueno formar parte de ello. Te ve mucha gente y, además, les gusta: ¿Qué más se puede pedir?

La obra “Enrique IV” de Pirandello que acabas de representar está considerada por la crítica como uno de los clásicos teatrales del siglo XX. Háblanos de este montaje.

No en vano es un texto escrito por uno de los premios Nóbel del s. XX. Cuando se dice que una obra es clásica es porque ha superado el tiempo, no pertenece a una época o a un lugar, pertenece a todos al mismo tiempo. Este espectáculo nos habla de una venganza, de la locura, de lo que es normal y de lo que no lo es y de los que deciden qué es normal y qué no lo es. En nuestro “Enrique IV”, Pepe Sancho, ha sabido dar la luz y el ritmo mediterráneos, respetando la temática y el drama, pero acercándolo al público. De normal, perece que cuando se habla de “clásicos” nos viene a la cabeza algo casi inaccesible o, por lo menos, alejado del público general. Con este “Enrique IV” hemos seducido a todo tipo de público y se lo hemos hecho pasar bien, sin desmerecer otros montajes de esta misma obra, como la que hizo el maestro Don José Tamayo.

¿Qué ha supuesto para ti actuar al lado de Pepe Sancho y de otros actores de notable nivel dentro del panorama artístico?

Trabajar con Pepe Sancho, tanto como actor, como en la dirección, ha sido muy importante en mi carrera y, al mismo tiempo, gratificante y enriquecedor. Pepe sabe crear un buen ambiente de trabajo, cuando confía en alguien confía de verdad y te deja hacer. Es una persona muy pragmática y eso cuando trabajas en esto es de agradecer. Además, compartir escenario con actores de este nivel es muy enriquecedor. He tenido suerte de compartir escenario con figuras como Manuel de Blas (premio nacional de teatro), con Paca Ojea, Vicente Cuesta (el padre de Bea la Fea) y otros grandes más cercanos como Juan Mandli, Juli Mira o Enric Benavent, por ejemplo, en otros espectáculos, no me puedo quejar. En cuanto a los actores de este reparto, ya había trabajado con algunos como Sergio Caballero, Juansa Lloret o Pepa Juan.

En “Enrique IV” has intervenido también como adjunto de dirección.

Últimamente mi carrera se había inclinado hacia detrás del escenario; como dicen los del cine o la TV, “detrás de las cámaras”, donde hago mis pinillos en la dirección en solitario y, sólo cuando se trata de un director de prestigio, como ayudante. En Valencia he trabajado como ayudante de uno de nuestros más prestigiosos directores en distintas ocasiones, a quien admiro y quiero: Antonio Díaz Zamora. En “Enrique IV”  he trabajado desde las dos partes, lo que, a veces, es un poco esquizofrénico; tienes que estar dentro y fuera, pero gracias a la profesionalidad de mis compañeros de reparto y del equipo técnico de Teatres de la Generalitat ha sido mucho más fácil.

El pasado mes de noviembre actuaste en Alzira, tu ciudad, con “Enrique IV”. ¿Fue gratificante?

Hacía tiempo, mucho tiempo que no actuaba en el Gran Teatro de Alzira. La última vez fue con el Galileo con Manuel de Blas en 1999, casi 10 años. Como podrás imaginar fue muy emocionante, aunque noté algunas ausencias.

.

**********

.

Joan Carles Roselló nació en el antiguo Hospital de Alzira (Capuchinos) un 12 de marzo de 1968. Su padre, Paco Roselló (El Corretger o el Tapicer, según la edad de quien lo llamaba) y su madre, Amparo Ull, decidieron llamarme Juan Carlos, en honor a su padrino de bautizo, Carlos Costa. En caso de haber nacido niña le hubieran llamado Inma, ya que, siguiendo la tradición, su madrina fue Inmaculada Timor “la peluquera”.

Así, su nombre quedó como Juan Carlos Roselló Ull. Creció en los aledaños de la famosa Plaça del Forn de Alzira, de cuya falla fue fallero allá por los 70. De niño, fue al colegio ‘Alzira II’ (ahora se llama de otra forma); siguió sus estudios, y alguna que otra travesura adolescente, en el Instituto Rey Don Jaime, donde empezó sus primeros pasos en esto del teatro, de la mano de José Antonio Martínez, allá por el año 1982, con la obra “El señor de Pigmalión”, de Jacinto Grau, en la que interpretó al Capitán Araña, un autómata fanfarrón.

.

**********

.

“Muchos jóvenes quieren estudiar arte dramático para hacer series de televisión; hecho que sería comparable a estudiar arte culinario para trabajar en Mc Donalds”

.

Se dice que quien no ha hecho teatro no es actor.

Por definición, actor es aquel que actúa. El teatro es la madre de las artes escénicas, a veces sus hijos se olvidan. Ahora muchos jóvenes quieren estudiar arte dramático para hacer series de televisión y hacerse famosos rápidamente; hecho que sería comparable, según mi opinión, a estudiar arte culinario para trabajar en Mc Donalds. La televisión da dinero (mucho) y fama (también te la puede quitar rápidamente), el teatro da mucho más, pide también mucho más, pero para mi es mucho más gratificante. Si alguna vez hago televisión será para pagarme mis caprichos teatrales.

¿Es el teatro la gran olvidada de las artes escénicas?

Si digo que sí me arriesgo a recibir amenazas de mis compañeros de la danza, puesto que ellos han sido los grandes olvidados. El posible olvido viene de muchas partes y requiere un análisis más exhaustivo. A veces, la culpa es de los mismos creadores que crean sin pensar en su público y no saben ver sus necesidades. En cuanto a las instituciones, ¿qué quieres que te diga que no se sepa ya?

.

“El teatro no da rentabilidad política”

.

¿Crees que el teatro se fomenta como debiera?

¡No y mil veces no! Tiene mucha más publicidad y fomento un concierto House, por ejemplo, que un espectáculo de teatro. Mira los carteles que hay por ahí colgados; ¿cuántos son de teatro y cuantos de discotecas? A veces, cuando entras en un pueblo lo primero que te preguntas es ¿dónde están los carteles que mandé para que los colgaran? No hay publicidad en las radios, ni en las televisiones. Tienes que moverte, como hice yo, para informar y que los medios puedan hacerse eco. Pocas veces te llama un medio para entrevistarte o para anunciar algo si no has lanzado tú la primera piedra. A nivel de fomento institucional, es como todo, va directamente relacionado con los votos que pueda dar, es decir, la rentabilidad política. Actualmente, seamos sinceros, ¿qué rentabilidad da el teatro?

¿Consideras oportuno que se incluyera el teatro en la escuela?

Está probado que el teatro aporta unos beneficios muy interesantes para una educación en valores. Fomenta la autosuperación, la autoestima, el compañerismo, el trabajo en equipo y más cosas. Lo que da miedo es el cómo incluirlo. No todo el mundo está capacitado para enseñar teatro; además, creo que el teatro no se enseña, se aprende. Hay mucho farsante en la formación teatral (farsante en el mal sentido) y las clases de teatro se convierten en aparca- niños, sin ningún interés pedagógico y una forma de sacarse unos euros al mes para los que no tienen otra cosa o no pueden tener otra cosa dentro de este mundo. Cualquiera que ha dado un par de cursos de payaso, por ejemplo, se cree capacitado para dar clases a niños. Lo mismo pasa con el teatro, ¡qué triste y qué peligroso!

Siguiendo con las comparaciones, ¿dejarías que alguien que ha dado un cursillo de masajes te tratara una contractura? Yo no. El teatro es juego, sí, pero hay que saber jugar. Además, este arte, como otros, requiere que quien lo practica tenga voluntad de hacerlo, no puedes obligar a un niño o niña a practicar algo que no le gusta, debes hacer que lo pruebe y luego dejarle que decida; si no hay voluntad no te integras en el equipo y no le pones interés.

.

“La televisión le debe mucho al teatro, el teatro no le debe nada a la televisión”

.

¿Por qué no se televisan obras de teatro?

Se ha intentado y no ha ido mal. De hecho, en muchos países es algo habitual en las parrillas de canales serios. Imagino que es cosa de los directores generales, si les gusta el teatro, lo televisan, si no les gusta, no. Sigue habiendo una lucha y se firman convenios y esas cosas, pero todavía no se ha consumado nada. La televisión le debe mucho al teatro, el teatro no le debe nada a la televisión, creo yo.

Ya no pido que se televisen, pero sí que se fomente, que se utilice el medio para dar a conocer el teatro a la gran masa. Mucha de la gente que no le gusta el teatro no ha visto nunca una obra de teatro,  la televisión podría solucionar eso... Nadie puede decir que algo no le gusta si no lo prueba antes y lo conoce. Y no sirve sólo ir una vez, hay veces que alguien elige mal su primer montaje y ya no vuelve, hay quien elige bien su primera vez y ya no para.

.

**********

.

A aquel Capitán Araña en “El señor de Pigmalión” le siguieron “Usted tiene ojos de mujer fatal”, donde hizo de argentino; “¿Quién quiere una copla del Arcipreste de Hita?”, en la que interpretó al autor del Libro del buen amor.

Luego llegaron sus intervenciones en La Tarumba, un grupo independiente alzireño que funciona como cantera teatral. Llevo a cabo montajes como “El rey i el drac”, con el que llegaron a actuar en Mérida; “Plautus Mix”, que se representó en casi toda la Comunidad Valenciana; “Gents diferents”, “Farses meravelloses…

En el año 1988 entró en la Escuela Superior de Arte Dramático de Valencia, hasta 1992. Posteriormente, siguió interviniendo en la compañía teatral de Alzira La Tarumba con obras como “Hau!” de Carles Alberola; “Dion & Pol.lo”, de José Antonio Martínez; “C’est la vie”, una gamberrada que le dio muchas alegrías; “Tres tristos traumes”, de Pasqual Alapont…

En Valencia empezó a participar en trabajos como “La revoltosa”,  de Chapí; en el Taller de Ópera del Palau de la Música, en el que hizo “El señor Candelas”; “Galileo”, de Bertolt Brecht; “Antología biográfica del Maestro Serrano” y muchas otras más hasta llegar a hoy, pasando por compañías del nivel de Teatre El Micalet, Moma Teatre, Teatres de la Generalitat, Adí Producciones...

.

**********

.

Creo que no te puedes quejar de tu trayectoria.

No, la verdad. No soy famoso, pero eso se arregla trabajando en una serie de televisión, aunque no entra en mis planes laborales; no obstante, en mis planes económicos me lo tendría que plantear.

¿Cómo se te ocurrió meterte en esto?

Siempre digo que la culpa fue de mi madre. En el instituto Rey en Jaume de Alzira había un taller de teatro que dirigía José Antonio Martínez (otro de los culpables). Empecé mal mi camino en el “insti”, tenía mucha hambre de cosas y mucha energía. Mi madre me apuntó buscando una solución para mi desorden y… hasta hoy.

¿Tu dedicación es plena?

Desde principios de los noventa no hago otra cosa. Cuando no trabajo como actor, lo hago como profesor, productor o distribuidor o, si es necesario, cargando camiones y montando escenografías...

Te consideras actor y director escénico. Valora estas 2 facetas.

Yo me formé como actor pero, a veces, la interpretación se me queda corta para contar lo que quiero contar y empecé a dirigir y a escribir. Además, en esta profesión cuantos más palos toques menos posibilidades tienes de quedarte en el paro. No puedo decir cual me gusta más, las dos me sirven por igual para expresarme y comunicar lo que pienso, lo que veo y lo que siento. El actor recibe los aplausos se le ve y se le conoce más, pero el director hace posible el sueño, te lo da y desaparece en la oscuridad, como los magos...

.

Creo que ahora estoy del lado de los personajes que dicen algo, que tienen alma, aunque sea oscura”

.

¿En qué tipo de papel te sientes más a gusto?

No sabría decir. Depende de las etapas de la vida. Siempre me ha tirado más la comedia que el drama. Creo que ahora estoy del lado de los personajes que dicen algo, que tienen alma, aunque sea oscura.

De todas las obras en las que has intervenido, ¿de cuál guardas un especial recuerdo?

Hay muchas. Esto es como preguntarle a un padre qué hijo quiere más. Me dio muchas alegrías mi primer espectáculo profesional “Hau!” con La Tarumba; me dio muchas emociones interpretar al Maestro Serrano con Adí producciones, en la que contaba la historia del compositor en ocho monólogos que daban entrada a los mejores momentos de sus obras, cantados por grandes cantantes valencianos y con orquesta en directo; el “Galileo” fue un buen impulso y “Enrique IV” una muy buena experiencia que nunca olvidaré...

.

“Es difícil saber cual es el fondo de los personajes, del mismo modo que es difícil saber cual es el fondo de las personas”

.

¿Llega un actor a meterse a fondo en el personaje?

Es difícil saber cual es el fondo de los personajes, del mismo modo que es difícil saber cual es el fondo de las personas. No, creo que no. Siempre estás pendiente, aunque no quieras, de aspectos formales que te impiden abstraerte de la realidad. Cuando baja el telón; te duchas, te cambias y te vas a cenar como cualquier otro.

De los personajes que has interpretado, ¿con cuál te quedarías?

Esta pregunta es como la de la obra preferida e igual de difícil de contestar. No tengo un personaje con el que me quedaría y, sin embargo, muchos que quisiera interpretar. Es importante para un actor dejar un personaje para poder interpretar otro.

En las obras de teatro, como espectáculo en directo, se provocan en muchas ocasiones anécdotas curiosas. ¿Nos recuerdas alguna?

Siempre piensas que podrías escribir un libro con las anécdotas que te han pasado y cuando intentas contar algo, no te acuerdas de ninguna. Pero lo intentaré. En una ocasión estábamos montando el escenario al aire libre en la obra “Plautus Mix”,  en la plaza de Guadasequies (si no recuerdo mal), y tuvimos que parar porque la procesión pasaba exactamente al lado del escenario.

Otra que recuerdo fue representando el “Hau!” en Villena; yo estaba fatal, con fiebre y el estómago hecho polvo, me puse mejor a la hora de la función. Al final no suspendimos y entre el público había una chica de Villena que disfrutó con el espectáculo. Aquel día no nos conocimos; tiempo después, por motivos teatrales, me recordó aquella función como “el día que te conocí”... Ahora es mi mujer y la madre de mi hijo.

¿Qué grado de importancia le das al origen de cada obra, es decir, al autor?

El autor es la pieza clave y me merece el mayor de los respetos, incluso cuando tienes que modificar o recortar sus textos. Es el primero que hace posible el sueño, como bien dices, el origen.

.

“El autor que más me ha impactado es Harold Pinter”

.

¿Con qué autor o autores te quedarías?

Me tira mucho el teatro clásico, Lope de Vega, Calderón, Shakespeare... Me atrae el teatro español del siglo XX, Valle - Inclán, Francisco Nieva, Lorca, Max Aub... Mi autor más seguido y quien más me ha impactado siempre es el recientemente desaparecido y premio Nóbel de Literatura, Harold Pinter.  

¿A quién admiras como actor?

¿Uno solo? Admiro a demasiada gente. No pierdo ni una ocasión de ver a Al Pacino, me encanta Sir Lawrance Olivier. De los españoles: Flotats, Fontserré (Joglars), Pepe Sancho, Manuel de Blas, y… y... y... O admiro a todos, o quizá sea que no soy muy mitómano. Deja que lo reflexione.

Una obra de teatro o… ¡venga! dos o tres

“El sueño de una noche de verano” y “La tempestad” de Shakespeare; “Luces de bohemia” de Valle – Inclán; “Un tranvía llamado deseo” y “La noche de la iguana” de Tennessee Williams; “Oleana” de Mamet; “Enrique IV” de Pirandello; “Estación Victoria”, “Regreso al hogar”, “El amante”, “El conserje” o… cualquiera de Pinter.

¿Lees mucho teatro?

Leo al menos tres o cuatro obras a la semana (hace tiempo llegué a 1 por día), la lista podría ser larga.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

No hablo de mis siguientes proyectos hasta que no firmo los contratos, pero sí que puedo decir que me espera una nueva producción con Pepe Sancho para el año que viene. Para este 2009 hay algo que todavía no se ha definido. De lo que sí puedo hablar es de mis clases en El Centre Teatral Escalante, donde imparto ‘Interpretación’ a futuros actores y actrices. Mi sueño, espero que se realice pronto, es participar en alguna película; nunca he hecho cine en serio y me gustaría. Bueno, sí, recientemente se estrenó un corto titulado “El Braking”, con guión y dirección de Suso Imbernon y Vicent Gabara. Obtuvo diversos premios, entre ellos el de la Mostra de Cine del Mediterrani.

Ramón Alfil

ARNAU BATALLER CARREÑO, UN COMPOSITOR DE ALZIRA QUE ES PROFESOR EN DOS DE LOS CONSERVATORIOS MÁS PRESTIGIOSOS DEL PAÍS

ARNAU BATALLER CARREÑO, UN COMPOSITOR DE ALZIRA QUE ES PROFESOR EN DOS DE LOS CONSERVATORIOS MÁS PRESTIGIOSOS DEL PAÍS

Ha compuesto la música de un corto nominado a un Goya

 

¿Qué significa para usted la música?

La música siempre ha sido una parte muy importante de mi vida. Además de disfrutar de ella, creo que me ha moldeado como persona y me ha transmitido unos valores que me han servido para desenvolverme en la vida con cierta solvencia. Además, es mi manera de disfrutar haciendo algo, y ¡encima poder vivir de ello! Muchas veces cuando me preguntan cuánto tiempo trabajo a la semana contesto que muy poco, ya que para mi trabajar equivale a dar clases. Me cuesta pensar que componer significa un trabajo para mí, ya que disfruto mucho.

¿Cómo comenzó su afición a este arte?

Primero empezó como una simple actividad extraescolar junto al tenis y el inglés. Poco a poco, la música se convirtió en mi única actividad llegando a un punto en el que pasaba mucho más tiempo en las aulas de la Sociedad Musical de Alzira que en otros sitios.

¿Cuándo decidió dedicarse profesionalmente a la música?

La verdad es que bastante tarde para mi gusto. Acabé COU y selectividad y entonces retomé mis estudios musicales que había abandonado un año antes para empezar a estudiar en serio. Primero conseguí el título de profesor de violín y luego empecé con mis estudios de composición.

¿Cómo fueron sus andanzas y estudios por Estados Unidos?

Muy positivos, ya que la decisión de estudiar en Los Ángeles fue un paso clave en mi carrera. Aparte de servirme para conocer otra cultura y ampliar mis conocimientos musicales, también me han servido para especializarme en la composición de música para la imagen, una carrera poco común en nuestro país. Además, el hecho de grabar en los estudios de la Paramount, o de tener como profesor al compositor de Spiderman 3, te da una experiencia y seguridad en tu trabajo muy importantes.

¿Es fácil compaginar la música para la imagen con la composición de otro tipo de músicas?

Aunque no es fácil, ya que en el mundo del cine y la televisión hay una gran presión del calendario y todo tiene que estar listo "cuanto antes mejor", me gusta componer para concierto cuando puedo y así complementar ciertos aspectos artísticos que no puedo desarrollar en el mundo de la imagen. Cada medio tiene sus aspectos positivos y negativos y para mí son complementarios, así que me siento muy cómodo en los dos ámbitos.

¿Qué tal la experiencia de ser jurado en el Certamen de Internacional de Bandas de Música Vila d'Altea en 2007?

Aunque es verdad que ser jurado no es una tarea fácil, sobre todo si piensas en el duro trabajo que han realizado los músicos, la experiencia fue muy positiva. El Certamen de Altea me pareció impecable en cuanto a organización y concepto. Además, el auditorio de Altea es muy bueno para poder apreciar los pequeños detalles de la interpretación de una banda.

Este año ha sido muy especial para usted ya que la Banda de Utiel le encargó una obra para el Certamen de Altea y que fue todo un éxito. ¿Qué sintió cuándo la escuchó?

Estaba tan nervioso que cerré los ojos durante toda la interpretación, no quería mirar a nadie, sólo escuchar la música. Aunque suelo ser muy crítico con mi trabajo y estar acostumbrado a escuchar orquestas de estudio profesionales, cuando escuché en directo a la banda de Utiel me emocioné. Había trabajado muy duro durante todo el verano y finalmente ese trabajo se materializaba en aquella interpretación. Sí que es verdad que luego en frío, escuchando el CD y más bien por defecto profesional, no puedo evitar fijarme en los errores de interpretación.

¿Tiene otros encargos para música de banda?

Por desgracia he tenido que rechazar un encargo para un festival de bandas de los más importantes, pero el 2009 ya lo tenía comprometido con diversas películas. Pero me encantará poder volver a aceptar la propuesta en el futuro ya que me ha gustado mucho la experiencia de este año.

Y ahora el corto 'Malacara y el misterio del bastón de roble' ha sido nominado como mejor corto de animación para los premios Goya 2009 y la música es de usted. ¿Ha sido un buen año, no?

La verdad es que no me puedo quejar. La nominación es ya un premio al trabajo realizado, independientemente del resultado final. Además, puede ayudar a darte más a conocer ya que trabajar en el cine es difícil cuando sólo dependes de tu trabajo y no de a quien conoces. Este año he tenido la suerte de grabar mi música con la Orquesta Sinfónica de Bratislava por dos veces, componer la música de un documental para la TV3 emitido en horario de máxima audiencia, orquestar la música para el pabellón de España en la Expo de Zaragoza, dar cursillos y conferencias, además de recibir tres encargos de música de concierto y compaginarlo con mi actividad como profesor de composición.

Ahora trabaja en Barcelona y Zaragoza, ¿qué tal la experiencia?

La verdad es que muy positiva. Hace ya cuatro años que doy clases en dos de los conservatorios más prestigiosos del país, la Escola Superior de Música de Catalunya (ESMUC) y el Conservatorio Superior de Música de Aragón. Los departamentos de composición de estos centros cuentan con excelentes compositores y con una diversidad de estilos y estéticas muy grandes, hecho que me facilita estar al día de lo que se hace en la música de concierto. Además, lo interesante es que los dos centros me permiten dar pocas clases y así poder seguir con mi carrera de compositor.

¿Se nota la crisis en la música?

Personalmente no, todo lo contrario, ya que estoy en un momento muy bueno de trabajo. En general sí que se puede observar que la iniciativa privada que antes podía dedicar parte de su dinero excedente a la producción de cine, teatro, televisión, etcétera. Ahora está más retraída. No debemos olvidar que incluso algunos patrocinadores han dejado la Fórmula 1... Este año sí que he escuchado que muchas películas no se han llegado a realizar por culpa de la crisis. Pero esperemos que no dure mucho. Al menos, pensemos que la música, y el arte en general, nos puede ayudar a evadirnos precisamente de la crisis.

¿Proyectos a corto plazo?

Dentro de poco empiezo la composición de La Herencia Valdemar, una película que cuenta con actores como Silvia Abascal, Óscar Jaenada, Silvia Munt, Rodolfo Sancho o Paul Naschy, entre otros. Es una película atípica en España por su presupuesto, unos 12 millones de euros, y porque se ha rodado en dos partes. Si no pasa nada acabaré la música en mayo, me tomaré un tiempo de descanso, y para septiembre empezaré con otra película.

Xavier Pérez

 

Foto: El joven compositor alcireño Arnau Bataller Carreño

 

Texto publicado con autorización de LAS PROVINCIAS, delegación de la Ribera.

http://www.lasprovincias.es/valencia/local/ribera/

 

ENTREVISTA A FONDO CON CARLOS ALBEROLA GONZÁLEZ

ENTREVISTA A FONDO CON CARLOS ALBEROLA GONZÁLEZ

Corriendo sobre ruedas

 

Carlos Alberola González es un alzireño de 31 años fuerte de espíritu y consciente de que sufre una terrible enfermedad progresiva llamada Ataxia de Friedreich, que le hace ser consecuente de su dependencia.

En esta entrevista nos va a revelar su entereza y las muchas razones y motivos que hay para no perder las ganas de vivir; porque es sabedor que cualquier existencia no es un desarrollo constante o cuadriculado, ni está sometida a una estructura u orden rígidos, siempre hay obstáculos. Entiende que la mejor alternativa sea aprender a ver y a vivir con esos obstáculos y, en su caso, también con esas barreras físicas. Así, todo lo que experimenta es mucho más rico. De ahí, que la gente que ha seguido los pasos de Carlos con más cercanía no duda en manifestar que es un “puto luchador”.

 

Carlos, define tu ciudad

Mi todo está en Alzira. Mi gente y mi vida están allí, aunque lleve unos años estudiando en Albacete. Mi vida es Alzira, todo el libro que he escrito transcurre en sus calles.

¿Qué haces en Albacete?

Estoy en el C.R.M.F de  esta ciudad estudiando diseño grafico. Necesitaba un cambio de aires.  

¿Cómo es tu dinámica diaria?

A diario me levanto temprano para estudiar y sacar adelante mi curso de diseño; también hago fisioterapia, este cuerpazo hay que mantenerlo, pero lo mas importante para mi es que  en  el C.R.M.F estoy rodeado durante todo el día de gente discapacitada de la que se aprende muchísimo a sobrevivir en esta jungla. 

¿Qué es la Ataxia de Friedreich?

Es una enfermedad de carácter progresivo y hereditaria de forma recesiva. A través del sistema nervioso, la médula espinal, las neuronas y las vías espinocerebelosas y corticoespinales afecta al equilibrio y a la coordinación de movimientos. Precisamente, la palabra ataxia procede del griego, viene a significar "pérdida de coordinación del movimiento", siendo éste, casi siempre, el primer y más reseñable de los síntomas de los pacientes afectados por este desorden. Los primeros signos, normalmente, comienzan en la niñez o en la adolescencia, pero en algunas raras ocasiones puede iniciarse más tarde, entre los 20 y 30 años de edad.

La afección neurológica en la Ataxia de Friedreich, en un inicio, se manifiesta en una falta de equilibrio y un caminar similar al de un alcohólico, separando las piernas. Posteriormente, torpeza en las manos, incoordinación de movimientos (especialmente en la oscuridad o con los ojos cerrados), dificultad en el habla (explosiva y lenta), cansancio en las piernas, pérdida de la sensibilidad profunda y mal funcionamiento de los reflejos (sobre todo lentitud). Más tarde, deformaciones esqueléticas como escoliosis y pies cavos.

La pérdida progresiva de equilibrio y coordinación causa falta de estabilidad y torpeza de movimientos, dando lugar a una imposibilidad para caminar y llevando al paciente, con el paso del tiempo, a la necesidad de utilización de silla de ruedas. 

¿Cómo crees que ha repercutido la enfermedad en tu vida y a qué niveles?

Tengo muy asumido que a mi me ha tocado vivir una vida como la gente que no tiene dos dedos de frente llama “anormal”. Doy gracias a que, dentro de mi mal,  el problema que yo sufro es una caprichosa enfermedad que arrastro de nacimiento; eso quiere decir que llevo bastantes años pasando temeridades y  mucho tiempo de soledad y pensamiento para asumir que cada mañana despierto con ella.

¿Uno se acostumbra?

Nunca llegas a asumirla del todo, pero si quieres vivir, tienes que acostumbrarte a este ritmo de vida.

¿Valoras y disfrutas de las cosas sencillas de la vida diaria?

Igual os parezco un personaje extraño que vivo en los mundos de “Yupi”, porque me encanta disfrutar de mis ratos de soledad y silencio.

¿Te has sentido arropado y/o respaldado por la familia y por los amigos?

Gracias a Dios, me he encontrado con mucha gente que me aprecia como persona, dejando al lado mi minusvalía; aunque en esta vida, te encuentras de todo, familia que te deja de lado y gente que se hace llamar amigo y solo quiere sacar tajada.

¿Las enfermedades sólo son la prueba de cuan frágil es la vida?

Sí que lo es a veces, pero no todos los que sufrimos una enfermedad somos frágiles. En mi caso, como te he dicho antes, soy un luchador incansable. Opino que siempre hay razón para la esperanza.

¿Tienes 2 hermanos que también la padecen?

Esta enfermedad no ha podido con mis ganas de existir y, como es tan cobarde, ha brotado también en el cuerpo de dos de mis hermanos: ¡eso es lo que me quita la vida!

¿Cómo empezaste a escribir un libro y por qué?

Empecé a escribir como forma terapéutica y para pasar el tiempo. Cuando estaba terminando, uno de mis mejores amigos me dijo que quería leerlo. A los pocos días me comentó que le había gustado mucho y que porque no lo daba forma de libro e intentaba publicarlo; él consideraba que ésta era una buena forma de darle una clase de humanidad a la gente. Me animó en el proyecto e intenté que alguna editorial me echara una mano a la hora de la publicación, pero una editorial que confiara en un escritor novel, como era mi caso, parecía prácticamente imposible. A mis oídos llegaron rumores que en Suramérica existe un tratamiento para paliar mi enfermedad, entonces vi una puerta abierta para ayudar a mis hermanos y me comprometí para hacer  unos ejemplares de este libro y venderlos por mi cuenta.

¿Cómo se titula y de qué manera se puede adquirir?

El título que elegí lo dice todo en una frase: “Corriendo sobre ruedas”. Si alguien está interesado, puede escribirme solicitándolo a mi correo corriendosobreruedas@hotmail.com o llamándome al teléfono 962.403.958 (mejor contactar primero vía telefónica). Su precio simbólico es de 15 euros.

Una canción, una melodía.

La música suele gustarme toda, sobre todo la que me hace pensar e imaginarme un mundo a mi manera.

Un mensaje.

Aunque sufro una enfermedad que por ahora es incurable, siempre existe en mí un rayito de esperanza.

 

Ramón Alfil

 

GISELA BLASCO, CONCEJALA DEL PSD EN ALZIRA, HA CUMPLIDO 25 AÑOS ININTERRUMPIDOS COMO REPRESENTANTE MUNICIPAL EN EL CONSISTORIO

GISELA BLASCO, CONCEJALA DEL PSD EN ALZIRA, HA CUMPLIDO 25 AÑOS ININTERRUMPIDOS COMO REPRESENTANTE MUNICIPAL EN EL CONSISTORIO

"Mi padre ha sido un referente para mí"

 

¿Veinticinco años en política son muchos, no?

Todo es relativo, no es lo mismo ejercer en política de Estado o Autonómica que gestionar un Ayuntamiento. Puede ser una ejecutoria larga la de Fraga y Chaves en política nacional y autonómica que llevan más de 25 años.

¿Se esperaba el homenaje del Ayuntamiento, y que todos los concejales en pie le reconocieran su labor en todos estos años?

Sinceramente no. Fue una auténtica sorpresa, yo iba a un pleno como los de cada final de mes y me encontré con un emotivo acto. Quiero dejar constancia de mi gratitud y mi reconocimiento a mis compañeros de Consistorio y mi compromiso de trabajo con mi pueblo.

¿Cómo empezó usted en política?

En el año 1983 la práctica totalidad de los partidos políticos carecían de una mínima base femenina de aspirantes al servicio público general. Había que iniciar la deseable y necesaria igualdad representativa entre hombre y mujer. Había lógicamente que dar un paso al frente.

Supongo que su padre y su familia habrán influido en su carrera política.

Sin duda, el clima y ambiente familiar siempre influyen, mi padre siempre ha sido un referente para mí, tanto a nivel personal como a nivel político. Quiero, sin embargo, concretar que nunca he tenido aspiraciones fuera del específico servicio a mis convecinos de Alzira.

¿Cómo se define políticamente: de izquierdas, socialdemócrata...?

La socialdemocracia, entendida como un amplísimo centro avanzado y progresista, ha sido siempre para mí una razonable opción política de presente y de futuro. Me defino como socialdemócrata, soy una persona progresista. A nivel político mis valores son la igualdad, la libertad, el desarrollo sostenible, la solidaridad y la justicia. Creo en el servicio al ciudadano.

Usted, durante 25 años, ha estado en equipos de gobierno y en la oposición. ¿Qué es más gratificante?

Sin duda, siendo ambas opciones necesarias y complementarias, las labores de gobierno permiten cumplir programas, llevar a cabo proyectos y avanzar en la mejora y calidad del nivel de vida de los ciudadanos y ciudadanas.

Usted comenzó en el PSPV hasta que llegó la famosa moción de censura. ¿Qué recuerdos tiene?

Mis recuerdos son amargos, fue una etapa dura, injusta y absurda. Fue lamentable que un partido como el PSPV-PSOE que tenía en Alzira una ejecutoria muy satisfactoria se quebrara en perjuicio evidente y contrastado para ellos y para toda la población de Alzira. Por mi parte creo que hay que mirar siempre adelante y trabajar por la modernización y progreso público. El pasado no puede ni debe condicionar el futuro.

¿El PSPV les traicionó?

Creo que nunca hay preguntas impertinentes, pero si pueden haber respuestas inapropiadas, así que cubramos la pregunta como un sutil y digno manto de silencio.

Pedro Grande (ex alcalde del PSPV de Alzira) reconoció hace unos años que la moción fue un error. ¿Está de acuerdo?

No deseo entrar en valoraciones personales, ni juicios sobre los firmantes de la moción de censura; todas las elecciones siguientes a las de 1991 ya dictaron sentencias electorales apropiadas.

¿Guarda rencor a alguien?

Ese supuesto no entra jamás entre mis numerosos defectos.

Su partido colaboró en el gobierno municipal de la anterior legislatura. ¿Qué balance hace?

Los balances los hacen los electores cada cuatro años.

¿Se quedó decepcionada de que al principio de esta legislatura no les dieran competencias?

Los partidos políticos tienen sus responsabilidades. Sus análisis y sus decisiones son siempre respetables si consiguen el fin apropiado que es el bien común.

Ahora ya las tienen. ¿Cómo está siendo la experiencia?

Tenemos por delante dos o tres años, como mínimo, que van a ser muy duros económicamente hablando. Creo que tanto el Gobierno Central como el Autonómico en estos años pasados de prosperidad no han aportado al mundo local la financiación económica necesaria. Ahora las vacas flacas se notarán especialmente en las inversiones. Nuestra responsabilidad es hacer todo lo posible para conseguir el máximo.

Defíname a su padre (Paco Blasco).

De forma muy breve: UNA GRAN PERSONA a nivel humano, a nivel profesional y a nivel político.

Mucha gente piensa que usted y sus militantes (PSD) acabarán en el PP. ¿Qué es lo que opina?

La verdad es que actualmente, en Europa, la tendencia de gobierno en la mayoría de las naciones es de derechas. Personalmente nunca me he visto, ni me veo, en un partido integrista o fundamentalista ya sea de derechas o de izquierdas.
-¿Quién ha sido mejor alcalde, su padre o Elena Bastidas?

Las comparaciones dice el refrán que son odiosas. Mi padre, cuando accedió a la Alcaldía en 1979, cargo con un Ayuntamiento ruinoso en todos los sentidos después de 40 años de falta de democracia, con una transición dificilísima, sin recursos económicos y con calamidades naturales de inundaciones y pantanadas. A cada persona hay que juzgarla y valorarla cuando han terminado sus ejecutorias y en sus respectivos contextos históricos.

¿Por dónde pasa el futuro de Alzira?

Por ser una Ciudad de Servicios de calidad. Todos los servicios posibles y la máxima calidad en todos ellos. Sin descuidar y, por lo tanto, apoyando totalmente las facetas punteras del comercio, la industria y la agricultura.

¿Tiene alguna meta más allá de ser concejala?

Esta pregunta ya ha sido ampliamente contestada.

Xavier Pérez

 

Foto: Gisela Blasco Perepérez, concejala del PSD en el Ayuntamiento de Alzira.

 

Publicado con autorización de LAS PROVINCIAS, delegación de la Ribera.  

http://www.lasprovincias.es/valencia/prensa/ribera/ribera.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

JESÚS PALAZÓN, CON TAN SOLO 15 AÑOS, ES UNO DE LOS JUGADORES DE FRONTÓN MÁS DESTACADOS EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

JESÚS PALAZÓN, CON TAN SOLO 15 AÑOS, ES UNO DE LOS JUGADORES DE FRONTÓN MÁS DESTACADOS EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

Jesús Palazón es un adolescente de tan solo quince años, residente en Alzira, que juega en la categoría de Tercera División de Frontón. En este deporte es el jugador más joven de la Comunidad Valenciana con más títulos y triunfos obtenidos. Jesús se enfrenta, semanalmente, contra jugadores adultos que, en ocasiones, le doblan la edad.  

-

¿A qué edad empezaste a practicar el frontón y cómo te aficionaste al mismo?

De forma profesional llevo desde los diez años, pero ya jugaba cuando tenía tres años. Mi padre era jugador y yo le acompañaba a los partidos y a los entrenamientos;  fue él quién me enseñó a jugar.

¿Algún otro familiar tuyo practica este deporte?

A parte de mi padre, que ya lo he nombrado antes, jugamos mi hermano, mi tío y yo en Tercera División.

¿En qué equipo empezaste a jugar y por qué?

Mi primer y actual equipo es el Guadassuar. En esta población vecina hay una escuela infantil para enseñarse a jugar, con grandes entrenadores y con la opción de poder jugar con otros niños.

¿En qué categoría te iniciaste? ¿Cuál ha sido tu progresión hasta el momento?

En la primera categoría que jugué con mayores fue la Comarcal, que es un torneo de la comarca de la Ribera. Antes jugaba en categorías Alevín e Infantil contra otras escuelas de niños. Ahora ostento la categoría de Juvenil de primer año en Tercera División y con opción de subir a Segunda División.

¿Qué títulos has conseguido hasta el momento?

Dentro del frontón hay dos modalidades, la preolímpica y la olímpica. Dentro de la preolímpica tengo: Primer Open de Guadassuar, Sexto en el Campeonato de España, Campeón de la Comunidad Valenciana, dos veces subcampeón de Valencia, siete trofeos de campeonatos de veinticuatro horas de Frontón, tres veces campeón y una subcampeón de Torneos de Verano de Guadassuar y como jugador de Tercera División soy el noveno del ranking. Dentro de la modalidad olímpica he sido el subcampeón de Valencia.

¿Has viajado para disputar algún encuentro fuera de la Comunidad Valenciana o a nivel  internacional?

He viajado a Palencia para disputar el Campeonato de España; allí estuve tres días con los gastos pagados y quedé sexto clasificado en la competición. Nunca he viajado a otros países, pero si que han venido de fuera a jugar contra nosotros, como por ejemplo jugadores de Francia o México, entre otros.

¿Qué opciones deportivas tienes para un futuro?

Puedo llegar a ser Campeón de la Comunidad Valenciana, en la categoría de cadetes. En la categoría juvenil me puedo situar entre los cuatro primeros de Valencia. Si consiguiera quedar entre estos cuatro, puedo optar al Trofeo de la Comunidad Valenciana. También puedo quedar entre los tres primeros junto con mi equipo de Tercera División e intentar subir de categoría hasta alcanzar la máxima que es la Territorial.

¿Actualmente vas bien en la clasificación? ¿Quién es tu entrenador?

Ahora vamos cuartos en Tercera División y personalmente soy noveno en el ranking de esta categoría, entre más de doscientos jugadores.  Mi entrenador es Moisés Boils, subcampeón del mundo en este deporte, así como primero, segundo y tercero en el Campeonato de España, con más primeros puestos que segundos y campeón y subcampeón de Europa.

¿Qué sacrificios te ha costado hacer día a día para lograr obtener tantos méritos deportivos?

No salir la mayoría de fines de semana con mis amigos e ir casi toda la semana, por las tardes, a entrenar. Debo llevar a cabo un horario muy apretado para cumplir con los estudios. Además, mucho trabajo y entrenamiento para poder competir en un nivel alto para mí.

¿Qué te supone enfrentarte contra adversarios más mayores y adultos que tú?

A veces, cuando entro en la pista, me ven como a un chico que no sabe jugar a frontón, aunque también es la imagen que quiero dar para que el contrario se confíe. Veo que es un punto a favor que el rival se confíe para poder tener ventaja. Está claro que yo no puede comparar mi fuerza con la de un adulto, pero con solo aguantar el tirón o con la técnica se puede ganar la partida. 

Carlos Ramírez  

-

Foto: Jesús Palazón, el primero por la izquierda, junto a su entrenador y algunos de sus compañeros.  

-

NOTA DE LA REDACCIÓN: el autor de esta entrevista es también un alzireño de 16 años que milita, teniendo en cuenta su edad, en un alto nivel de competición deportiva; en este caso, en fútbol.  Es asistente específico en tercera división y, como Jesús, se mueve como pez en el agua entre deportista adultos.

Nos alegramos de contar en EL SEIS DOBLE con gente joven -adolescentes- con aficiones y vocaciones como son escribir y el deporte. En su juventud ya saben lo que es el sacrificio y la renuncia a muchas cosas “normales” que conlleva esa edad. También saben lo que significa la palabra CONSTANCIA… Y lo tienen muy claro: seguirán con tesón con su empeño por conseguir sus propósitos y llegar hasta donde sueñan. Les deseamos lo mejor a los dos en su futuro.

Aprovechamos también estas líneas para invitar a otros jóvenes a que nos cuenten sus aficiones e inquietudes, así como a los docentes para que utilicen nuestro portal como una unidad didáctica. Os esperamos a todos.

DANIEL G. BLÁZQUEZ ---------- DISEÑADOR DE VIDEOJUEGOS ---------- ENTREVISTAS A PERSONAJES ALZIREÑOS

DANIEL G. BLÁZQUEZ     ----------      DISEÑADOR DE VIDEOJUEGOS     ----------     ENTREVISTAS A PERSONAJES ALZIREÑOS

“Ha sido una odisea poder ganarme la vida en la profesión que siempre he deseado”   

.

Daniel G. Blázquez es un alzireño de 28 años. El diseño gráfico fue su afición, su entusiasmo de juventud y, hoy, ha llegado a ser su profesión. Es director de arte y diseñador de videojuegos, desde hace siete años, en la empresa valenciana Exelweiss Ent. SL. 

.

- ¿Mucho tiempo lejos de Alzira?

Realmente vivo en Alzira, aunque el estudio de desarrollo está en Valencia. Ha sido una odisea poder ganarme la vida en la profesión que siempre he deseado sin tener que trasladarme a Madrid o Barcelona (o incluso fuera de España) y poder quedarme en mi ciudad natal, cerca de mi familia y de mis amigos.  

- ¿En qué consiste tu trabajo?

El diseñador de videojuegos es el encargado de idear el concepto de juego y la “jugabilidad” de un proyecto. En pocas palabras, es el que define cómo será el juego y cómo se jugará.

Por otra parte, el director de arte es el responsable de decidir sobre los elementos visuales del videojuego y de dirigir a los artistas y animadores que participan en él. 

- ¿Qué proyectos profesionales has llevado a cabo?

Lo cierto es que he perdido la cuenta de los proyectos profesionales en los que he participado. Desde videojuegos de guerra para Atari, pasando por juegos educativos (llamados "serious games"), todo tipo de juegos para móviles, juegos publicitarios (advergaming), juegos online para internet, etc. Lo mejor es echar un vistazo en nuestra web:  http://www.exelweiss.com/ 

- Se piensa, a bote pronto, que muchos de los juegos de ordenador para niños tienen un componente de violencia.

Los contenidos de los videojuegos no se diferencian mucho de los de otros medios como el cine o la literatura, y tampoco son un entretenimiento sólo para niños. Hay que empezar educando a los padres y no generar alarmismos. Todos los juegos están etiquetados por edades y por contenidos (código europeo PEGI), similar a las películas. Los videojuegos no son malos, simplemente hay videojuegos más o menos adecuados para niños. 

- Tengo entendido que has desarrollado un videojuego para la Generalitat Valenciana. Cuenta.

Se trata de un videojuego educativo para niños y adolescentes en forma de aventura llamado “El desafío de Worky" que desarrollamos hace unos años. El objetivo del juego es despertar el interés de los jóvenes en la prevención de los riesgos laborales de una forma entretenida y cercana.

Lo cierto es que tratar de crear un videojuego con una temática tan poco atractiva como "los riesgos laborales" fue todo un reto, pero el resultado valió la pena. Incluso, hace poco, expusieron el juego en el museo Príncipe Felipe de la Ciudad de la Artes y de las Ciencias para que los visitantes pudieran echar una partida. 

- ¿Qué es un juego para móvil?

Los juegos para móviles son videojuegos normales pero adaptados a las características de un teléfono móvil, como pantallas pequeñas, teclado poco apto para jugar, lentitud, etc. En general, la mayor dificultad de desarrollar un videojuego para móvil es el gran número de modelos diferentes que existen en el mercado. De algunos de nuestros juegos hemos llegado a realizar hasta 150 versiones diferentes. En el estudio tenemos cajones llenos de móviles (con sus cargadores) y hay que probar cada juego en cada uno de ellos. 

- Tienes un portal de juegos online. ¿En qué consiste?

“Mundijuegos” es, sin duda, el proyecto del que estoy más orgulloso. Tanto por el número de jugadores (casi 2 millones de personas registradas) como por el tiempo que le hemos dedicado (más de 5 años). Es un portal con juegos de "toda la vida" como el parchís, el mus, el ajedrez, el chinchón o el poker, que te permite jugar y chatear con personas de todo el mundo. Ahora mismo estamos desarrollando la versión de Mundijuegos para móviles que permitirá jugar indistintamente desde el ordenador o desde el teléfono móvil, y que esperamos tenga el mismo éxito que el portal web.    

 - Tu pasión por el ajedrez te ha llevado a lanzar un juego que está ambientado en el parque de la Alquenencia de Alzira. Háblanos de este asunto.

Un día, paseando por este parque, pensé que sería genial si hubiese mesas para jugar al ajedrez, como las que se ven en las películas, ya que en Alzira hay una gran tradición en este juego. Luego pensé que si el ajedrez no venía al parque, tal vez el parque debería ir al ajedrez. Por eso se me ocurrió la idea de ambientar el ajedrez de Mundijuegos en este parque. Miles de personas al día podrían jugar desde sus casas como si realmente estuviesen rodeados de árboles y jardines. Podemos comprobarlo si visitamos el siguiente enlace: http://www.mundijuegos.com/multijugador/ajedrez/ 

- ¿Qué aficiones tienes?

Mi gran afición siempre han sido los videojuegos, aunque desde muy joven descubrí que había una cosa más divertida que jugarlos y era crear los míos propios. De esta forma, pude combinarlos con mi otra gran afición: el dibujo.  

Ramón Alfil

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Juego de ajedrez ambientado en el parque de la Alquenencia de Alzira

Juego de ajedrez ambientado en el parque de la Alquenencia de Alzira

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres