Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

TRAS MÁS DE DOS SEMANAS DE CELEBRACIONES, LA MARE DE DÉU DEL LLUCH DE ALZIRA RETORNA AL SANTUARIO

TRAS MÁS DE DOS SEMANAS DE CELEBRACIONES, LA MARE DE DÉU DEL LLUCH DE ALZIRA RETORNA AL SANTUARIO

Los actos en honor a la Mare de Déu del Lluch confirman lo importante que es para los alcireños venerar a su Virgen   

La procesión general de retorno de la Mare de Déu del Lluch al Santuario puso el domingo el punto final a todas las celebraciones en honor a esta patrona de Alzira, unas fiestas que año a año, gracias al fervor que despiertan, son consideradas de las más especiales de la capital de la Ribera Alta.

El día grande de la festividad de la Mare de Déu del Lluch, 30 de septiembre, vino cargado de actos y ya desde las once de la mañana los fieles no fallaron a su cita, la troballa en el Parc de les Muralles.

Acto seguido se procedió a desfilar en la “processoneta” matinal, que culminó con el encendido de una mascletà en la Plaça del Regne a las dos de la tarde.

Por la tarde llegaron los momentos más emotivos y sentidos de las celebraciones, la misa mayor en honor a la patrona en la parroquia de Santa Catalina a las siete de la tarde, y la posterior procesión general de retorno al santuario, todo ello culminado por un gran castillo de fuegos artificiales en el campo de fútbol de Venecia.

Todos estos actos fueron el punto final a una serie de celebraciones que comenzaron el 13 de este mes de septiembre con el inicio del Solemne Novenario, el cual finalizó el viernes 21 con la “baixà” de la Mare de Déu, deslucida por las malas condiciones meteorológicas; y con la exaltación de la Virgen, que fue el sábado 15 en la Casa de la Cultura.

Una gran cantidad de vecinos acompañó a la imagen de la Virgen del Lluch hasta Alzira en ese tradicional descenso cargado de emotividad y fe, celebraba como siempre el último día del Novenario. El descenso de la imagen de la patrona por el camino del Calvario culminó a los pies de la Muntanyeta, donde la Virgen fue recibida como es tradicional por la imagen del Salvador y la de San Lorenzo del barrio de Santa María de Bonaire. Seguidamente llegó el momento de la procesión que, como todos los años, reunió a todos los vecinos presentes con el fin de acompañar a los santos, y que se vio empañada por el mal tiempo.

El domingo 23 fue otro de los días clave dentro del marco de estas celebraciones. La imagen de la patrona fue trasladada en procesión hasta la parroquia Santos Patronos, donde permaneció los siguientes seis días.

El viernes pasado fue el momento de la “dansà” y “descoberta” de la Mare de Déu del Lluch, que se celebró a las diez y media de la noche en la Plaça Major.

Finalmente, el sábado se celebró el último acto previo al día grande, el último traslado de la imagen desde la parroquia Santos Patronos hasta la de Santa Catalina.

Toda esta relación de actos celebrados en honor a la patrona de la Mare de Déu del Lluch dan buena muestra de lo importante que es para los alcireños venerar y rendir culto en las fiestas patronales en honor a su Virgen. Se trata de una tradición muy enraizada y que no pierde fuelle con el paso de los años. Cabe recordar que la imagen de la virgen posee nuevo manto desde el año pasado, cuando fue bendecido ante la presencia de sus más fervientes fieles, que asistieron en masa a tan importante evento.  

Enrique Sierra 

.

Noticia publicada con autorización de LAS PROVINCIAS, delegación de la Ribera.  Vínculo para leer noticias de Alzira editadas en LAS PROVINCIAS:  http://www.lasprovincias.es/valencia/prensa/ribera/ribera.html 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Puri -

Gracias a mi patrona por darme un año más de vida y poder contemplar como los alcireños te veneran.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres