Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (23) ----- XXV ANIVERSARIO DEL HOGAR DE ANCIANOS SANTA TERESA JORNET ----- POR: ALFONSO ROVIRA

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (23) ----- XXV ANIVERSARIO DEL HOGAR DE ANCIANOS SANTA TERESA JORNET ----- POR: ALFONSO ROVIRA

Hoy domingo 21 de junio, festividad de San Luis Gonzaga, se cumple el XXV aniver­sario de la bendición e inauguración del Hogar de Ancianos Santa Teresa Jornet. La congregación de Hermanitas de Ancianos Desamparados se instauraron en Alzira a principios de 1883. Así lo desearon sus vecinos y así lo manifestaron a la Madre General, su fundadora, Sor Teresa Jornet Ivars, que lo aceptó de buen grado. Fue hallado el local adecua­do, una casa bastante grande en la calle San Roque, 32, hoy desaparecido, estaba frente el ayuntamiento. A la inauguración asistió la fundadora de la orden acompañada de cuatro hermanas, siendo recibidas en el ayuntamiento por el alcalde Juan Redal y el cura párroco de Santa Catalina, León Gadea. Con la corporación municipal y vecinos, se trasladaron a la parroquia de Santa Cata­lina donde, en acción de gracias, se cantó un Te Deum. Ochenta y cuatro años estuvieron Hermanitas y ancianos en el viejo caserón, ya que después de transcurrido el tiempo, amena­zaba ruina.

En el año 1963 se formó una junta pro construcción de la nueva casa que comenzó a llevarse a cabo el 26 de agosto de 1963. Presidía la misma, el alcireño Luis Suñer Sanchis, junto con otros buenos vecinos, que tras elegir el lugar adecuado, en la partida del Alborgí, a extramuros de lo que fue la antigua isla de Algezira. Este lugar hoy es una de las más bellas avenidas de la ciudad. Las obras que se realiza­ron en su día ascendieron a un total de doce millones de pesetas y las mismas ocuparon una extensión de diez mil metros cuadrados.

A la ceremonia de la inauguración asistieron autoridades provinciales y locales, así como muchísimos alcireños. Los padrinos fueron el alcalde de Alzira, José Pellicer Magraner y la esposa de Luis Suñer, Carmen Picó.

En la fotografía, que ilustra nuestro reportaje vemos al gobernador civil, Antonio Rueda, al que acompañaron la esposa del alcalde, Carmen España; el presidente de la junta de obras, Luis Suñer; Eugenio Martí; el capitán de la guardia civil, José Valhondo; María del Carmen Suñer con  su abuelo, An­tonio Picó; Ramón Flor; Juan Ferrer Ferrandis; Francisco Clari y Eduardo Vicente Bono, que era el administrador de la junta. También aparecen otras autoridades locales.

La misa fue oficiada por el vicario episcopal de la zona sureste, Vicente Torregrosa, al que acompañaron el arcipreste, Francisco Albiol y sacerdotes de las parroquias de la ciudad. Por parte de la Comunidad estaba presente la Madre General, Sor Mercedes del Niño Jesús Villarrica. El vicario episcopal procedió, en primer lugar, a la consagración de la mesa altar, que en principio se hallaba en la parte opuesta a donde se sitúa en la actualidad, que era la entrada a la capilla. Siguió a este acto la celebración de la eucaristía, pronunciando la homilía el padre agustino, Juan José Domínguez, hermano de la Madre Superiora, Sor Carmen del Redentor. Poco después de la santa misa, a la entrada, el arcipreste Francisco Albiol procedió a la bendición de la residencia descubriendo los padrinos una placa conmemorativa que dice: “Alzira levantó este Hogar Teresa Jornet para los ancianos, presidiendo la junta de construcción el excelentísimo Señor Luis Suñer Sanchis. 28-8-63/21-6-67.

Seguidamente, Luis Suñer pronunciaba unas palabras manifestando “cuando en 1963 recibía el encargo de la Madre General, no dudé en aceptarlo complacido e ilusionado, porque la tarea confiada en levantar un hogar para nuestros ancianos merecía la pena. El día de hoy, para mi está muy cargado de emoción y es por lo que le manifiesto que cumplo el deber de decirle que le entregamos el Hogar Teresa Jornet, junto a la promesa de que sus moradores estarán siempre en nuestro corazón con la ayuda de todos los alcireños”.

Otros parlamentos siguieron a Luis Suñer, la Madre General dio las gracias a todos los benefactores de esta ciudad; el alcalde y el gobernador civil pusieron final a los discursos para inaugurar el Hogar de Ancianos Santa Teresa Jornet, que siguieron a una comida extraordina­ria para los ancianos servida por las esposas de autoridades de la junta de obras y las reinas de las fiestas Fina Benedito y María José Aguilar, para celebrar esta fecha tan especial. Felicidades a la Comunidad por esta etapa cumplida de veinticinco años en la nueva casa y que sigan con este afán de trabajo por servir a personas desvalidas y desamparadas donde encuentran un nuevo hogar y una nueva familia, entre estos ángeles de Dios. 

Alfonso Rovira, 21.06.1992

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres