Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (27) ___ LA CAÍDA DE SANT BERNAT ___ POR: ALFONSO ROVIRA

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (27) ___ LA CAÍDA DE SANT BERNAT ___ POR: ALFONSO ROVIRA

Era viernes, 21 de julio de 1967, avanzaba el crepúsculo, olía a asfalto en la nueva Avenida de los Santos Patronos por haber finalizado las obras unas horas antes las máquinas y dejar a punto la inauguración de la refor­ma y desaparición del viejo puente que unía La Vila y el Arrabal.

Las autoridades locales, puesto que el gobernador civil había excusado la asistencia, ha­bían inaugurado ya otras obras como las de L’Alquerieta; el nuevo mercado de Abas­tos en l’Alborxí, hoy polideportivo Fontana Mogort; la puesta en marcha de los primeros semá­foros para la regulación del tránsito en la ciudad en la calle Pérez Galdós, en "els quatre cantons" y, finalmente, llegaron a la avenida. El corte de la cinta inaugural fue a cargo de la reina de las fiestas, Fina Benedito Sifre, a la que acompañaba la reina infantil María José Aguilar Florit. Juntas con el alcalde y autoridades accedieron a la nueva avenida dirigiéndose desde la calle Jurisconsulto Bernardo Montalvá hacia los Casalicios; al llegar, el arcipreste reverendo Fran­cisco Albiol Bañón, procedió a la bendición de las obras de remodelación. 

Un poco de historia 

El  constructor Eusebio Rosa fue el encargado del relleno de la primera fase del brazo muerto del río Júcar y, a su vez, del Barxeta; ambos discurrían paralelos y se encontraban tras atravesar cada uno los ojos del viejo puente de Sant Bernat, antes del Arra­bal y de San Agustín. La piedra para este menester, fue obtenida de la ya casi desaparecida Muntanyeta  de Xixera.

El proyecto de urbanización completa de la avenida dio comienzo el 18 de enero de 1963 y aún no tenía nombre en el plan general de ordenación urbana; se hablaba de Gran Vía. El saneamiento de este primer tramo y reforma alcanzaba un presupuesto de 6.525.312 pesetas, siendo otorgadas las obras bajo subasta al constructor de Tous Ramón Ortega Martorell el 1 de septiembre de 1966. El 3 de febrero de este mismo año se procedió a cortar el tránsito rodado por el puente por donde discurrían las carreteras comarcales 3320 y 3322.

El proyecto señalaba formar una plaza circular en la avenida entre las calles Puente y Calderón de la Barca, que eran las que desembocaban al puente entre la Vila y el Arrabal, respec­tivamente, para consensuar el emplazamiento de los casalicios, atendiendo al sentir unánime de la población.

Instalado el mecano abrazando los casalicios, el pintor alcireño Blayet numeró las piedras sillares y el imaginero valenciano Elías Cuñat procedió al desmontaje de las imágenes y los casalicios a continuación.

En el mes de abril de 1967 estaban avanzadas las obras que llevaban un buen ritmo, si bien costó muchísimo el último reducto, el arco más largo, que recaía a la parte de la Vila. Los trabajos eran presenciados por muchos alcireños, que habían sido testigos oculares de cómo, poco a poco, iba desapareciendo la imagen del puente que tantas veces habían atravesado. El levanta­miento de los remozados casalicios ya no se ubicaron en el mismo asentamiento, es decir sobre los mismos machos de los que creemos recordar que alcanzaban una profundidad de catorce metros.

Antes de colocar el pedestal o casalicio de Sant Bernat, el alcireño Ricardo Fluixá Gó­mez, que durante muchos años fue el director de la Academia Municipal de Dibujo, depositó en un recipiente elaborado para este menester varios periódicos del día, así como monedas de curso legal, para que fuera enterrado al pie de Sant Bernat.

El día de la inauguración, viernes 21 de julio de 1967, el alcalde de Alzira, José Pellicer Magraner, manifestaba al diario Levante: "Se cumplen ahora precisamente, dos siglos y medio, cuan­do ínclitos alcireños, en 1717, Jaime Servera y Nicolás Bas, fervorosos del Santo y Alzira, levantaron sobre los pilares del entonces puente de San Agustín unos monumentos a nuestros Patronos en me­moria de eterna fidelidad. Las aguas de nuestro río socavaban inútilmente sus cimientos, y enhiestos ellos bajo sus casalicios, igualmente presidían los baños de los vecinos, convertido el río en piscina, como ofre­cían méritos de su martirio en las grandes avenidas de las aguas, como bendecían el paso de pequeñas embarcaciones movidas a vapor —els vaporets— en servicio de comunicaciones fluviales. Técnicos en la materia, y en aceptación de encargo, dictaminaron la conveniencia de evitar el paso de las aguas de nuestro río por el centro de la población. El puente de la Virgen María, —San Gregorio— fue destruido, el río desplazado y el cauce que nos circundaba quedó en estado deplorable en todos los órdenes; urgía el remedio, y se optó, quizá por el más fácil, el con­vertir el cauce—brazo muerto— en grandes avenidas. Una de ellas, la central se ha dedicado a los Santos Patronos, para que, sin cortar "la memoria eterna de felicidad" sobre el mismo puente, desde los mismos monumentos que nuestros antepasados les erigieron, y ante los que todos siempre les hemos venerado, remozados bendigan el paso de las nuevas genera­ciones y presidan como fervorosamente pedimos este nuevo cauce de vida alcireña, espléndido, señorial, alegre... Visca Alzira”.

Han transcurrido 25 años  “Y parece que fue ayer". 

Alfonso Rovira, 19.07.1992

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Ocho -

Riberenc, yo tb he pensado eso muchas veces. Deu vullga que no caigen un dia els edificis de la avenida

Riberenc -

"Ausaes" estos "alsireños"... Mira que fer l'avinguda damunt del riu! El mal ja està fet, ara toca pregar per que no s'enfonen els edificis.

Alzireña 100% -

"Javi" la razón por la que se han cambiado los casilicios de sitio, es porque donde estaban situados al no ser su lugar de origen estaban cediendo. Si los ubiesen dejado donde estaban antes dentro de unos años nos encontrariamos con la misma problematica y habría que volver a reivertir en ellos. ¿ no te parece que es más questión de hacer bien las cosas que por capricho de algunos?

Javi -

El cambio de lugar de los casalicios lo vemos muchos como un capricho que ha costado mucho dinero. Pero, bueno, una vez hecho ¿por qué han puesto un suelo irregular que dificulta el paso de vehículos y viandantes? ¡Que estamos en el año 2007!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres