Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (32) __ NACIMIENTO DE LA NUEVA ENTRADA A ALZIRA POR EL PUENTE Y LA VARIANTE

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (32) __ NACIMIENTO DE LA NUEVA ENTRADA A ALZIRA POR EL PUENTE Y LA VARIANTE

De poco más de mitad de siglo, hasta nuestros días, Alzira ha sufrido un notabilísimo incremento en su parque móvil. Aquellos carros con tracción animal pasaron a los pequeños camiones que transportaban al muelle del ferrocarril, desde los almacenes de manipulación del dorado fruto, para su exportación a Europa. Estos vehículos que atravesaban el desaparecido “pont de Sant Bernat", para entrar en la Villa, sufrían una bajada muy  pronunciada. Para que las caballerías no resbalasen se esparcía arena. La circulación era en doble sentido y al llegar a la curva de la bajada del puente, se producían enormes atascos, al enfilar hacía el "carrer Nou", la rambla y después “el pont de ferro". Por esta vía discurrían dos carreteras comarcales, la 3320, de Silla a Xàtiva, y la 3322, de Tavernes a Lliria por Chiva. Las dos comparecían en el punto donde se ubicaba la "casa del glorietero", antes de la entrada a la ciudad por  el “'pont de ferro". La primera, después del “pont de Sant Bernat", al entrar en la placeta, por la derecha al "carrer dels Negres" y el "Camí Vell", ­calle Colón,  hacia Xativa. La otra, 3322, también, al llegar a la placeta seguía por el centro dirigiéndose por Pérez  Galdós a Camí Nou y salida a Tavernes. Por este motivo, cerca de la década de 1960, el ayuntamiento se planteó, con urgencia, la desviación de estas carreteras comarcales de mucho tránsito, para la construcción de una variante y puente sobre el río Júcar, atravesando la partida del Alborgí, discurriendo al mismo lado del muro de contención, ya construido hace muchos años para la defensa de las avenidas del devasta­dor río, siguiendo una línea tangente dejando la ciudad al norte de esta vía.

Las obras a realizar, según el proyecto, serían desde el punto kilométrico 20 al 24, de las referidas carreteras, solicitándolo al Ministerio de Obras Públicas para que se llevara adelante en el Plan General de Carreteras, el Plan de Accesos a Alzira, elevándolo a la oficina correspondiente el 27 de enero de 1965. Por fin, fue aprobado el proyecto técnico el día 5 de julio de 1971 y el 27 de abril del año siguiente se aprobó el expediente informativo de contratación por la cantidad de 153.184.000 pesetas, según resolución del MOP. El 11 de septiembre de 1974 fueron abiertas las plicas de la subasta adjudicándose las obras a Coninsa, empresa de Construcciones e Ingeniería SA, por 214.255.209 pesetas, según expediente de 27 de septiembre de 1974.

En el mes de marzo de 1977 las obras estaban casi terminadas y a propuesta del alcal­de, por unanimidad en la Comisión Municipal Permanente del 21 de diciembre de aquel mismo año, se acordó oficiar a la empresa constructora la necesidad imperiosa que tenía la población de la pronta finalización de las obras de la variante.

La inauguración tendría lugar el día 11 de marzo de 1977 y el MOP dictaminó, el 14 de este mismo mes, que las calles por las que discurrían las carreteras comarcales 3320 y 3322, que servían de travesía, fueran desafectadas de tal servicio y revertieran al ayuntamiento como sim­ples calles. Aunque la variante entró a prestar servicio, los meses siguientes, la empresa construc­tora continuó laborando para la ejecución de una serie de trabajos de remate y acabado. El 11 de noviembre de 1983, la jefatura de carreteras aprobó plantar árboles y la construcción de aceras. Para el trazado del puente sirvió como base el antiguo de "Sant Gregori". Miguel Mora Suárez, que formó parte del equipo de construcción, nos explicó las anécdotas que ocurrieron; y lo hicimos "in situ". Una de las zapatas que soporta uno de los machos del puente, se sitúa al mismo lado de uno de los ojos del antiguo puente, a 1,60 centímetros, fueron hallados restos de huesos humanos, presumiblemente romanos, puesto que muy cerca del lugar se descubrieron restos de una calzada de aquella civilización. En la fotografía que hoy ilustra nuestro reportaje, se aprecia en primer plano, uno de los muchos, soportes del puente en construcción. Al fondo el puente de hierro.

Siguiendo  nuestra línea de informar y contarles lo que hemos vivido, que forma parte de nuestro legado histórico, he de dejar escrito que en el pleno de la corporación del 7 de noviembre de 1974, presidido por el alcalde accidental Ricardo Bellver Ramírez, por unanimidad se acordó el que en el nuevo puente sobre el río Júcar llevara el nombre del alcalde recién fallecido, José Pellicer Magraner, en justo homenaje por los desvelos que llevó durante su mandato de dotar a Alzira de un vía tan importante como es la Variante y Puente sobre el Júcar; la entrada a la ciudad más bella que hemos conocido, orgullo de los alcireños y admiración de cuantos tienen ocasión de atravesarla o de los que nos visitan. 

Alfonso Rovira, 23.08.1992 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres