Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

ALZIRA, AYER Y HOY (1) - FIESTAS EN LOS BARRIOS Y PARTIDAS DE ALZIRA - POR: AURELIANO J. LAIRÓN PLA

ALZIRA, AYER Y HOY (1)  -  FIESTAS EN LOS BARRIOS Y PARTIDAS DE ALZIRA  -  POR: AURELIANO J. LAIRÓN PLA

Que nuestra ciudad, mejor dicho, que los alzireños somos eminentemente festivos, está fuera de duda. Lo escribimos en cierta ocasión y ahora nos reafirmamos. Pasan los años pero las tradiciones festivas de nuestros convecinos perduran. Alzira comienza su periplo festivo anual con la fiesta que organizan los vecinos de la calle Hort dels Frares y adyacentes en honor de “Sant Antoni del porquet” y remata, no podía ser de otra forma, con la que celebran cada 30 de diciembre aniversario de la entrada en la ciudad del rey Jaime I.

La idiosincrasia, el particularismo local, es tal, que no nos conformamos con las fiestas patronales de julio y septiembre, en honor de los santos Bernardo, María y Gracia y de Nuestra Señora del Lluch, ni siquiera con las fiestas falleras en honor del patriarca San José, ni con la renombrada, por acreditada, Semana Santa declarada hace unos años “de interés turístico nacional”, ni con la popular romería a las ruinas del histórico cenobio de los padres jerónimos en la Murta. No, por lo visto, no basta. Y así,  con los años, han ido surgiendo comisiones de fiestas, de barrio, de calle, de gremios, ¡que de todo hay!, que organizan las propias honrando (a veces parece ser la excusa) a algún santo o a la Virgen. Las hay que se cimentan en una tradición multisecular y las hay, igualmente, que nacen, duran unos años y desaparecen sin más.

La mayoría de las fiestas de barrio y de partidas tienen lugar en los meses de la canícula; julio, agosto y septiembre, por su bochorno, parecen invitar a los vecinos a salir a la calle. La convivencia y la participación en lo que se organiza está asegurada.

Un repaso a los festejos nos llevaba en junio hasta las calles Pastora y Murta donde tienen lugar las fiestas en honor a “Sant Pere” y la ermita de “Sant Bernabeu”, cerca de Benicull, a participar en el “Porrat”,  en julio, hasta las inmediaciones de la avenida Luis Suñer en las que tienen lugar en honor del Cristo que toma el nombre de la partida del término sobre la que se asienta el barrio, esto es: l’Alborgi y a las que dedican los transportistas locales a San Cristóbal, en agosto al peculiar arrabal de Santa María (Les Barraques) en las típicas fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Virgen María, a la Vila, a las que se celebran a Nuestra Señora de los Ángeles, a la Portella de Severino en honor de su titular, a la Garrofera, núcleo de población algo distante del casco urbano alzireño, a las que celebra en honor de su patrón San Miguel, al “Forn de Carrascosa” a participar en “El Casinet”, en el “Ball de l’Olivera”, a la barriada de “La Muntanyeta” que celebra la fiesta de la Transfiguración de Señor en la imagen del Salvador, titular de la antigua ermita que levantó el municipio en el cerro del mismo nombre, a la partida de Barralbet a las que tenían en honor de San Pancracio, al “Racó de les Vinyes”, a las que se llevan a cabo en honor del Cristo, al Respirall, al barrio de Santa María de Donaire (“La Graella”) a las que tienen lugar, no podía ser de otra manera, en honor de “Sant Llorens”, al corazón de la vieja ciudad para ensalzar a uno de los santos más identificados, desde antiguo, con el devocionario local, “Sant Roc”, hasta La Barraca d’Aigües Vives para participar en las de la Colonia Santa Marina, a la partida de Fracà a la Virgen del Rosario, a la urbanización San Bernardo de la Murta y hasta las calles Paz y Olivo en la barriada de Capuchinos, donde tienen lugar las que se dedican al “Crist de la Verge María”, en septiembre a las partidas de Tisneres y Xixerà, a Vilella, y a Vallvert y La Coma las que tienen lugar en honor de la “Mare de Déu del Roser”, y a las que celebran los vecinos de la plaza de la Malva y aledaños al Ángel de la Guarda, en octubre se llevan a cabo las del barrio “Nova Alzira”, las del “Santísimo Cristo de los Almerieros” por los vecinos de la calle Tejar Martí, las del Cristo de los Alfareros en las inmediaciones de la calle de su nombre, las de la populosa barriada de l’Alquerieta en honor de su patrón “Sant Francesc d’Assís”, las de la barriada de los Santos Patronos a los mártires Bernardo, María y Gracia y las que preparan los vecinos del “Pont de Xàtiva” al carismático “Sant Judes”.

Las actividades que suelen programar las comisiones de fiestas son similares. Por lo general, se nombran unos clavarios encargados por unos días de la custodia de la imagen a la que rinden culto. Y luego, durante las jornadas de celebración de los festejos, tienen lugar las populares “despertàes” y pasacalles, cabalgatas, campeonatos de truc y parchís, concursos de cucañas, carreras de sacos, pruebas deportivas, actuaciones de payasos, parque infantil y, ahora, karaoke, cenas de sobaquillo, veladas de variedades selectas, en general musicales, veladas con la actuación de orquestas, bailes de disfraces, “peces valencianes”, “nit d’albaes”, castillos de fuegos artificiales, sin olvidar la “enramà de murta”, que tiene lugar el día de la fiesta mayor previa a la misa y la procesión.

Aureliano J. Lairón Pla, 11 de agosto de 1996

Cronista Oficial de la Ciudad de Alzira

Foto: festeros de la Virgen del Rosario (1954).

Con autorización del autor para EL SEIS DOBLE. Texto publicado en Las Provincias el 11 de agosto de 1996 y en el libro “Alzira, ayer y hoy” editado por la Falla Plaça Major en 2003.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres