Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (59). LA HISTORIA DEL GRAN TEATRO. POR: ALFONSO ROVIRA

ESTAMPAS Y RECUERDOS DE ALZIRA (59). LA HISTORIA DEL GRAN TEATRO. POR: ALFONSO ROVIRA

Se inauguró el miércoles, 21 de septiembre de 1921 para representar en la sesión inaugural la opereta de costumbres gallegas Maruxa, de Amadeo Vives

El telón de la boca del escenario del Gran teatro de Alzira, con su pintura representando el desaparecido Pont de Sant Gregori, obra de Hipólito Rovira, se abría por primera vez la noche del miércoles, 21 de septiembre de 1921 para representar en la sesión inaugural la opereta de costumbres gallegas Maruxa, de Amadeo Vives

Honorato Brunet, residente en París, era propietario de un terreno de 945 metros cuadrados, al mismo lado del río Barxeta, junto a la P]açeta dels Porcs, hoy de l’Alborxí. En 1919 presentaba un proyecto del arquitecto Emilio Ferrer para construir una sala de espectáculos públicos con un costo que alcanzaba las 75.000 pesetas, siendo aprobado por la Corporación que presidía Bernardo Llinares. De la obra se hizo cargo el veterinario Carlos Plasencia Contel, para explotarlo durante 25 años, tras los cuales pasaría a revertir al Ayuntamiento como compensación del solar y sus rentas integras al Hospital Santa Lucía. Se obligaba a la empresa a dar dos funciones anuales a beneficio del centro asistencial y ofrecer entradas gratuitas a centros benéficos y tres entradas a cada centro de enseñanza para premiar a los alumnos más aventajados.

Pantalla para un cine

El 6 de junio de 1921, Plasencía cede los derechos a la Sociedad Gran Teatro y se forma un consejo de administración que presidiría Vicente Sanchis, de la junta de explotación. En 1924 se constru­ye una pared en la plaza de l’Alborxi para proyectar las sesiones cinematográficas y así disponer de un cine de verano. Al cumplirse los 25 años legislados de la explotación, desde el 18 de septiembre de 1928, regentaba el teatro el empresario alcireño Miguel Zorita, quien solicita al Consistorio una prórroga de tres años para compensar los de la guerra civil en que fue incautado. El Ayuntamiento, que preside Carlos Llinares, deniega esta solicitud y el día 12 de noviembre de 1946 es precintado el local, pasando a revertir al Ayuntamiento. El 20 de diciembre de 1946 vuelve a hacerse cargo Miguel Zorita, que lo explota al 50% con el ayuntamiento. En 1947, el 1 de abril, se ordena sacarlo a pública subasta por 30.000 pesetas anuales, otorgando el 25 de agosto la concesión al empresario alcireño Juan Guardiola Mar­tínez por 33.300 pesetas.

Varias reformas sufrió nuestro primer coliseo. En 1956, para mayor aforo, se presenta un proyecto para la construcción de un nuevo anfiteatro —lo que conocemos por la preferencia— proyecto que finalmente llevó a cabo Juan Guardiola el 23 de agosto de 1958, con un coste de 259.958 pesetas. El 11 de enero de 1960, una intensa nevada daña considerablemente el inmueble, invirtiéndose en la repa­ración 140.112 pesetas. Al fallecer el arquitecto alcireño Juan Guardiola, el 24 de diciembre de 1962, empresario del Gran Teatro y de los salones Cervantes, Giner y Casablanca, la concesión de la explo­tación del Gran Teatro pasa a su hijo Rafael, quien la dejó, suspendiendo las sesiones cinematográficas el 30 de mayo de 1965, habiéndolas llevado a cabo dieciocho años.

Por causas de carácter comercial, económico y administrativo, los herederos de Guardiola cerraron sus locales el 1 de noviembre de 1965. El 3 de enero de 1967 es procesada la reversión del Gran Teatro al Ayuntamiento, siendo el presidente de la comisión el concejal Rafael Andújar, al que acompa­ñaron los ediles Rafael Giner, Antonio Perelló y Agustín Forcadell; el arquitecto, Andrés Herruzo; el aparejador José Luis Enguix y el secretario municipal, Julio Tauroni Vitalis.

Actividades de todo tipo

El Gran Teatro, que fue proyectado para teatro circo, ha acogido durante casi 72 años de actividad toda clase de espectáculos: combates de boxeo y catch, conciertos, revistas, zarzuelas, ópe­ras y ballet.

Al principio de los años treinta la actuación de los barítonos cubanos Alfredo y Eduardo Brito. ¿Quien no recuerda a Marcos Redondo? Estuvo Alzira en varias ocasiones;  siempre era muy bien acogido Antonio Machín; los alcireños Hermanos Núñez  —Enrique y Pachín —; Mari Carmen Solves, José María del Valle, Emma Carol, Ana María León, Guillermo Palomar... y díganme si no recuerdan con nostalgia Les peses valencianes, interpretadas por Vicente Aledón y Joaquín Sanchis. El Gran Teatro ha sido la casa por excelencia de los falleros de Alzira, que se han visto en la calle en algunas ocasiones con motivo de inundaciones o incendios.

A principios de los años ochenta, el Gran Teatro ya iba sufriendo los achaques de la edad, por lo que el Ayuntamiento que presidía Francisco Blasco proyectó una remodelación a fondo, con un presupuesto de cuarenta millones de pesetas; rejuveneciéndolo y dotándolo de los adelantos técnicos y comodidades. El 25 de mayo de 1982,  cuando la sala revestía sus mejores galas, fue reinaugurada con la asistencia del gobernador militar de Valencia, Carlos Lázaro Rodríguez; gobernador civil, José María Fernández del Río, y el presidente de la diputación, Manuel Girona. Numeroso público que llenaba por completo el teatro presenció las actuaciones de la banda de Alzira y la de la División Moto­rizada Maestrazgo, bajo la dirección de Francisco Hernández Guirado y del comandante  Juan Vicente Más Quiles, respectivamente.

Para dejar constancia del pasado, aquí tienen una pequeña muestra de nuestro antiguo coliseo, donde en el frontispicio aparece un letrero luminoso que anuncia el Parador so Bernat, que la Junta Local Fallera instalaba para las fiestas josefinas y los bailes de nochevieja. Detrás, la Constructora, con sus hornos y almacenes; la higuera al pie de la chimenea construida en 1913; hacia el fondo el malecón; detrás, Papensa y, a la derecha, el "Molí de baix".

Alfonso Rovira, 07.03.1993

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres