Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

LA LLUVÍA DESLUCIÓ UN POCO LA ROMERÍA DE LA REAL COFRADÍA DE LA VIRGEN DE LA MURTA DE ALZIRA

LA LLUVÍA DESLUCIÓ UN POCO LA ROMERÍA DE LA REAL COFRADÍA DE LA VIRGEN DE LA MURTA DE ALZIRA

La lluvia deslució un poco la anual romería que la Real Cofradía de la Virgen de la Murta organiza cada año por estas fechas. No fue mucho tiempo el que la tormenta se centró en el valle de la Murta, pero si estorbó el eje principal de la fiesta como fue la ofrenda de flores y la misa el aire libre, que tuvo que durar, nunca mejor dicho, un "santiamén"; puesto que la molesta lluvia comenzó alrededor de la una de tarde, momento en que comenzaba la eucaristía. También hizo que algunos romeros regresaran a la ciudad y los que quedaron se mojaron un poco mientras consumían su plato de paella. Alrededor de las tres de la tarde se despejaron las nubes y de nuevo lució el sol.

La romería comenzaba a las 8 de la mañana con un ambiente que presagiaba lucir el sol durante toda la jornada, aunque la previsión era que por la tarde se estropearía el tiempo. La reunión de romeros se había concentrado en la plaza de la Constitución, en la puerta de la iglesia de Santa Catalina, partiendo la carroza tirada por dos caballerías desde el cercano domicilio de los padrinos de la fiesta de la Virgen de la Murta, que acompañados de un grupo de 30 dolçainers i tabaleters, junto con un nutrido grupo de caballistas, se dirigieron al punto de partida. En la plaza de la Constitución se entronizó la imagen de la Virgen de la Murta en el carruaje y, abriendo marcha una pareja de la Policía Local de Tráfico, se dirigieron por el trayecto tradicional al Valle de la Murta, deteniéndose a mitad de camino en un huerto, donde recuperaron fuerzas. Tras al almuerzo continuaron hasta llegar a la puerta de la Murta donde, como en la plaza de la Constitución, fue recibida la comitiva con unas danzas por un grupo de jóvenes de la Agrupación de Danzas de Alzira, siguiendo hasta las ruinas del antiguo monasterio de jerónimos donde, al atravesar el puente de Felipe II, fue recibida la imagen con pétalos de flor, continuando los actos con normalidad hasta llegar la lluvia. El Ayuntamiento estaba representado por Rafael Fita, concejal de Fiestas y por Enrique Montalvá, concejal de Agricultura.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres