Blogia
EL SEIS DOBLE - DIARIO DIGITAL DE ALZIRA

EL REI JAUME I VA MORIR A ALZIRA

EL REI JAUME I VA MORIR A ALZIRA

No existe documentación sobre este hecho histórico, pero es obvio que cae por su peso

 

Si el Alfa, principio, fue en Montpellier; el Omega, final, en Alzira; no nos cabe duda, ciudad considerada la perla más fina de la corona del Rey Jaime I.

Si ojeamos el libro “Alzira al Cor”, del recordado profesor Eduard Soleriestruch, con dibujos de Vicente Sanz Castellanos; en su inicio '¿On morí el Rei Jaime?' el historiador de la Ribera nos dice: “El rei ha disposat que soterren el seu cos a Sancta María d'Alzira, o Sancta María de Valencia i que la guerra passada el duguen les despulles a Sancta María de Poblet. Ha demanat que l'amortallen amb l'habit del Cister, que és el del Pare Sant Bernat, mátir d'Alzira”. Soleriestruch sigue diciendo: “Amb perdó de les persones serioses que un altra cosa creguen, i allá ells, s'ens fa molt costera amunt l'admetre que una persona combregada, pernoliada i amortallada, siga portada a quaranta quilómetres de distancia, per uns camins, si els havía, plens de pols i sota un sol de justicia -feia gran calor propis de dels darrers díes de juliol-  per fer-lo morir a la capital del Regne”. El profesor Antonio Ubieto, en la página 64 del libro “Orígenes del Reino de Valencia”, manifiesta que la versión que hoy conocemos de la Crónica de Jaime I “no es la redactada por el rey, sino una refundición hecha en Poblet en 1343”.

“No en fem cap de comentari —acaba Soleriestruch— perqué estimem que la cosa es prou clara. I perque ho creíem així, es pel que ens mantenim en el nostre creure que el rei En Jaume va morir a Alzira, i alló que s'endugueren a Valencia fou el seu cadaver. Potser en aquella ocasió hi havia raons més o menys polítiques per fer morir a Valencia. No creiem que les haja a les hores de ara. I si no hi ha ¿a que discutir-li a Alzira la glòria d'haberli tancat els ulls al rei? ¿No moriren a Alzira el Pare Sant Bernat i les Germanetes? Perqué no podía fer-ho també un rei que va abandonar aquets mon, amortallat amb l'habit del patró d'Alzira?”

No existe documentación sobre este hecho histórico, pero es obvio que cae por su peso. Hace pocos días, al mediodía del lunes 23 de este mes de junio, el conseller Serafín Castellano y la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, en el camino de Valencia, en la Creu Coberta, descubrieron un atril en conmemoración del 800 aniversario del nacimiento del tan gran monarca. Se hizo mención en los parlamentos  que el óbito del rey se produjo en este lugar,  la Creu Coberta, asesorados por historiadores que en más de una ocasión han escrito que el rey Jaime falleció en su lecho en el palacio de la conocida casa de la Olivera. Escasos días después, el que suscribe, percibió que el atril de la conmemoración de los ocho siglos, había desaparecido del lugar donde se hallaba.

 

Alfonso Rovira

 

Foto (Alfonso Rovira): Elena Bastidas y Serafín Castellano descubriendo el atril que conmemora el 800 aniversario del nacimiento de Jaume I.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

aki -

¿Curioso lo del robo del atril? ¿Hay alguna disconformidad por parte de alguien para que hayan robado este pequeño monumento? Si es así, han perdido la razón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres